Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 24 de febrero
El actor británico Peter Sellers, que murió en 1980 a los 54 años de un ataque al corazón.
Peter Sellers: el actor de las mil caras

Peter Sellers: el actor de las mil caras

Se cumplen cuarenta años de la muerte del enigmático intérprete que dio vida al inspector Clouseau, capaz de encarnar tres personajes en la misma película

Lunes, 13 de julio 2020

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Este 24 de julio se cumplirán 40 años de la muerte de Peter Sellers, uno de los grandes actores cómicos de la segunda mitad del siglo XX. Recordado sobre todo como el rostro del incompetente inspector Clouseau, Sellers ha sido sobre todo el actor de las mil caras, capaz de transformaciones prodigiosas y de interpretar hasta tres personajes diferentes en una misma película.

El británico Richard Henry Sellers, conocido popularmente como Peter Sellers (Hampshire, Inglaterra, 8 de septiembre de 1925 – Londres, 24 de julio de 1980), creció en el seno de una familia de artistas del vodevil. Los Sellers nunca triunfaron como actores, pero criarse entre bambalinas orientó al joven Peter, que ni en el Ejército desperdició la oportunidad de actuar: durante la Segunda Guerra Mundial sirve en la R.A.F. formando una compañía cómica y, con su falso uniforme, alardeaba en la cantina de absurdas hazañas bélicas. La R.A.F., además, lo llevó a la India y Birmania, donde aumentó su colección de acentos. Tras la guerra se da a conocer en espectáculos teatrales como imitador e inició su carrera con el grupo cómico 'The Goons', cuya serie 'The Goon Show' en la radio tuvo una gran influencia.

Su capacidad de hablar con acentos diferentes (franceses, indios, americanos, alemanes, británicos, así como los acentos regionales), junto con su talento para parodiar una serie de personajes, contribuyeron a su éxito como una personalidad cómica radiofónica. Tras convertirse en estrella local en el Reino Unido durante los años 50, el actor alcanzaría la fama internacional en la siguiente década, coronándose como uno de los rostros de comedia más populares de la pantalla grande. Tras algunos cortometrajes y documentales, su debut en el cine se produce en 1951 con 'Penny Points to Paradise', pero su consagración total llega en 1955 con 'El quinteto de la muerte', comedia dirigida por Alexander MacKendrick.

Trabaja en películas como 'El pequeño gigante' (1959), 'Un golpe de gracia' (1959), 'La extraña prisión de Huntleigh' (1960) o 'La millonaria' (1960). En 1962, Stanley Kubrick, fascinado por su capacidad camaleónica, le llama para 'Lolita', versión cinematográfica de la novela de Vladimir Nabokov.

Sellers es ya uno de los más inteligentes y finos cómicos ingleses, siguiendo la estela de Alec Guinness. Graba discos como cantante y en 1962 dirige su única película, 'Mr. Topaze', que también protagoniza, a partir de una obra de Marcel Pagnol. Ese mismo año protagoniza 'El mayor mujeriego', de John Guillermin, logrando la Concha de Plata al mejor actor en el Festival de San Sebastián, y 'El honrado gremio del robo', de Cliff Owen. Un año después se convierte en el inspector Clouseau, un personaje que le marcaría de por vida. La película era 'La Pantera Rosa', una de las grandes comedias de la historia del cine, inicio de una larga saga y comienzo de sus trabajos con Blake Edwards, un director especializado en comedias.

En total, filmó cinco películas de la saga y con las que generalmente se le asocia más en su carrera como del divertido y torpe inspector francés Jacques Clouseau. Ese mismo año vuelve a ponerse a las órdenes de Stanley Kubrick con '¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú', mostrando toda su capacidad camaleónica al interpretar en el filme a tres personajes diferentes, cinta por la que Sellers fue nominado a los Oscar por los tres distintos roles que interpretó.

Peter Sellers como el inspector Clouseau en 'El retorno de la Pantera Rosa'; junto a Shirley MacLaine en 'Bienvenido, Mr. Chance' y en la piel del doctor Strangelove en '¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú'.
Imagen principal - Peter Sellers como el inspector Clouseau en 'El retorno de la Pantera Rosa'; junto a Shirley MacLaine en 'Bienvenido, Mr. Chance' y en la piel del doctor Strangelove en '¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú'.
Imagen secundaria 1 - Peter Sellers como el inspector Clouseau en 'El retorno de la Pantera Rosa'; junto a Shirley MacLaine en 'Bienvenido, Mr. Chance' y en la piel del doctor Strangelove en '¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú'.
Imagen secundaria 2 - Peter Sellers como el inspector Clouseau en 'El retorno de la Pantera Rosa'; junto a Shirley MacLaine en 'Bienvenido, Mr. Chance' y en la piel del doctor Strangelove en '¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú'.

A mediados de los años 60 Peter Sellers está ya considerado como un actor de primer nivel con una enorme fama internacional. 1965 es el año de '¿Qué tal, Pussycat?', de Clive Donner, con guion de Woody Allen. En 1967 interpreta a uno de los paródicos James Bond en el filme colectivo 'Casino Royale', y 'El magnífico Bobo', de Robert Parrish, que rueda en España interpretando a un torero con la cara pintada de azul, y en 1968 hace otro de sus enormes éxitos, de nuevo con Blake Edwards, en 'El guateque', una de las mejores comedias de la historia del cine.

Los años 70 los inicia con 'Hay una chica en mi sopa', 'Si quieres ser millonario no malgastes el tiempo trabajando' y 'Amor a la inglesa' 1975 es el año de 'El regreso de la pantera rosa', de Blake Edwards con quien seguiría interpretando a Clouseau. En 1979 hace 'Bienvenido Mr. Chance', dirigido por Hal Ashby, su penúltimo trabajo y una de sus actuaciones más aclamadas, por primera vez en un papel serio. Le mereció su segunda y última nominación a un Óscar como mejor actor. Su última película, 'El diabólico plan del Dr. Fu Manchu', fue terminada sólo unas semanas antes de su muerte. El 24 de julio de 1980, con 54 años, falleció en un hospital de Londres por un ataque cardiaco. El 30 de julio de ese mismo año tenía programada una operación de corazón en Los Ángeles. Aún, en 1982, Blake Edward estrena 'Tras la pista de la Pantera Rosa', a base de imágenes de archivo en los que aparecía el actor.

Sellers fue una figura enigmática y poco visible en público. A menudo afirmaba que no tenía una identidad fuera de los papeles que interpretaba, pero dejó su propio retrato, ya que filmó obsesivamente sus casas, su familia, la gente que le conocía, hasta el final de su vida. Estas imágenes se recogieron en 'Llámame Peter (Vida y Muerte de Peter Sellers)', de Stephen Hopkins (2004), que contaba la vida del cómico, al que daba vida el australiano Geoffrey Rush.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios