Karra Elejalde es el rey Melchor en 'Reyes contra Santa', que rueda estos días. / Carla Oset

Karra Elejalde, el rey gruñón más ocupado del cine español

El actor vitoriano encarna a un Melchor deseoso de jubilarse en 'Reyes contra Santa', una ambiciosa aventura familiar que llegará a los cines en Navidad: «¿Qué pinto en esta peli? ¿Qué pinta Joe Pesci en 'Solo en casa'?»

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Karra Elejalde (Vitoria, 1960) apareció por primera vez en una película en 'Lauaxeta, a los cuatro vientos', biopic del poeta Esteban Urkiaga que fue en su día la producción vasca más cara de la historia, a pesar de lo que cantaba la maqueta de una Gernika incendiada tras el bombardeo. Era 1987 y Carlos Elejalde, como figura en los títulos de crédito, andaba entonces con la gente de Hertzainak y con grupos de teatro cargando la tramoya en furgonetas y poniendo focos. «Recuerdo que me dieron el papel de un sargento y que me tiraba a un charco embarrándome el uniforme, para espanto del diseñador de vestuario, Javier Artiñano», rememora el actor, que acudió al casting acompañado de su colega Eloy Beato. Por aquel papel cobró 30.000 pesetas, que se fundió inmediatamente «en una chupa preciosa, negra y anaranjada».

Treinta y cinco años después, este intérprete cuya primera sesión en una serie, 'Pájaro en una tormenta', fue para hacer de yonqui, no puede andar por la calle sin que la gente se gire a su paso. Esta lluviosa noche madrileña de finales de marzo atiende a EL CORREO vestido de rey Melchor en la imponente arquitectura franquista de Nuevos Ministerios, que en 'Reyes contra Santa' se hará pasar por el Ayuntamiento de Madrid. «¿Qué que pinto en esta peli?», pregunta mientras abre una ventana para fumar. «¿Qué pinta Joe Pesci en 'Solo en casa'? ¿Y Dustin Hoffman en 'Hook'? ¿Y Geoffrey Rush en 'Piratas del Caribe'? Vi que era una película familiar. Yo soy padre, ¿tú eres padre? Si tienes un crío, se le lleva a la cabalgata. Y si hay una película que habla de los Reyes, se le lleva al cine a verla».

Karra Elejalde junto a Matías Janick, David Verdaguer e Isa Montalbán. / Carla Oset

Aunque parezca mentira, Karra Elejalde nunca ha hecho de rey mago. Ni en una cabalgata. Paco Caballero, el director de 'Perdiendo el Este', que el 29 de abril estrena en Netflix 'Amor de madre', tenía claro que solo el actor vitoriano podía bordar a este Melchor permanentemente cabreado, al que acompañan Gaspar (David Verdaguer) y Baltasar (Matías Janick). Ojo, 'Reyes contra Santa', que llegará a las salas estas navidades, no va de comedia bufa, sino más bien de aventuras para los chavales, con una cuidada estética de cine fantástico en la onda Harry Potter. El filme aprovecha los alucinantes escenarios de Toledo, Segovia, Canarias y El Escorial.

«Cuando leí el guion pensé que si lo hacíamos bien podía ser la hostia. Ese es el reto, y yo soy de retos», explica su protagonista, que define a su Melchor como «un tío de mecha corta, un gruñón que lleva dos mil y pico años en una profesión asquerosamente aburrida». «Entras en un banco de botones y el día de mañana puedes ser director general. Pero si eres Melchor, lo eres toda la puta vida. Trabajando todo el año para un día. Yo creo que le gustaría jubilarse». En 'Reyes contra Santa' también aparecen Olentzero, el Apalpador gallego, el Esteru cántabro, el Anguleru de Asturias y el Tió de Cataluña. Y un Santa Claus «chuloputeando con su trineo, que es como un Ferrari (el actor mejicano Adal Ramones)», apunta Elejalde con su habitual vehemencia. Cuando Santa desaparece, se culpa a los Reyes Magos, que reciben el castigo de entregar regalos a los niños de todo el mundo el 24 de diciembre.

El director Paco Caballero en el rodaje de 'Reyes contra Santa'. / Carla Oset

A Karra le gusta que la película tenga «un humor gamberro, nada melifluo» y que se dirija por igual a hijos y padres. Recuerda la primera vez que su ama le llevó al cine en Vitoria con 11 años. «'Siete novias para siete hermanos'. Me quedé flipado. Sería en los cines Amaya, en la calle de Francia. Ya no existen, claro, ahora es Cortefiel o algo así». El protagonista de '8 apellidos vascos' echa de menos en el cine español más películas destinadas a un público familiar. «Yo no llevé a mi hija a ver 'Buscando a Nemo' o 'La Bella y la Bestia' y me quedé fuera tomando gintonics. Entré con ella y me gustó».

Pocos actores españoles pueden presumir del ritmo de trabajo de Karra Elejalde. En cuanto termine de rodar 'Reyes contra Santa' comenzará en Pamplona 'La voz del sol', de Carol Polakoff. Tiene tres películas pendiente de estreno –'Vasil', 'La vida padre' y 'Kepler Sexto B'– y hace apenas dos semanas llegaba a los cines 'Llegaron de noche', de Imanol Uribe, en la que encarna a Ignacio Ellacuría, asesinado en El Salvador en 1989 junto a otros cinco jesuitas. «Yo estudié en Jesús Obrero en Vitoria. Electricidad: oficialía y maestría, lo que ahora es FP1 y FP 2. En casa no había para más», cuenta.

Aunque apenas aparece unos minutos en pantalla en 'Llegaron de noche', su investigación sobre Ellacuría llegó al extremo de preguntar a Uribe qué habrían rezado los sacerdotes en el terrible momento en que fueron acribillados por los militares. «Un Padrenuestro, a modo de letanía». Karra Elejalde reconoce que hay un antes y un después en su carrera de '8 apellidos vascos'. Por fortuna, después han llegado papeles alejados de su amado/odiado Koldo, como el ministro de Cultura de la serie 'La Fortuna' y Miguel de Unamuno en 'Mientras dure la guerra', ambas de Amenábar. «Unamuno me vino a sacar un poco de Koldo», reconoce.