Jodie Foster, abogada defensora en 'The Mauritanian'.

14 años de torturas en Guantánamo

'The Mauritanian', que le brindó el Globo de Oro a Jodie Foster, se basa en las memorias de un preso acusado sin pruebas de pertenecer a Al-Qaeda

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Tras el Globo de Oro 2021 a mejor actriz de reparto cosechado por Jodie Foster, 'The Mauritanian' se estrena en algunas salas, además de ver la luz en las plataformas de video bajo demanda (iTunes, Google Play, Movistar +, Orange TV, Rakuten TV, Amazon, Filmin y Vodafone), tal y como se había anunciado previamente. La veterana actriz se luce interpretando a Nancy Hollander, una abogada que se empeñó en dar visibilidad un caso polémico, buscó la verdad y dio voz a las memorias de Mohamedou Ould Slahi, un mauritanio que fue encerrado en la tristemente famosa prisión de Guantánamo durante catorce años, demasiados, sin ningún cargo ni juicio por estar bajo sospecha de ser un terrorista de Al Quaeda.

Vídeo. Tráiler de 'The Mauritanian'.

Esta demencial historia real vertebra una propuesta que da un puñetazo en el ojo al sistema judicial estadounidense. Con cinco nominaciones a los Bafta, dirige Kevin Macdonald, la mirada detrás del documental 'Whitney', dedicado a la malograda cantante. Tahar Rahim, visto en 'María Magdalena' y 'Reparar a los vivos', encarna al presidiario objeto de torturas y vejaciones sin sentencia previa alguna. El conocido Benedict Cumberbatch, Shailene Woodley ('A la deriva') y Zachary Levy ('¡Shazam!) completan el reparto principal de un filme sobre la desesperanza y la injusticia.

Salahi describe con todo detalle en su libro 'Diario de Guantánamo' su desesperada existencia encerrado tras ser detenido por el gobierno de los Estados Unidos acusado sin pruebas de ser un terrorista. Encontró una persona de confianza, una aliada, en la figura de la abogada interpretada por Foster. Su defensa no fue fácil, repleta de obstáculos en el camino hasta que pudo vislumbrarse una clara conspiración. 'The Mauritanian' se basa en una historia real para enganchar al espectador, con el trabajo del casting como su mejor baza. El material de partida se convirtió en un best-seller y este éxito de ventas avergonzó tanto a los gobernantes que decidieron poner en libertad al sospechoso en 2016, un año después de la publicación del libro.

Tahar Rahim es el mauritano del título.

La abogada real que llevó el caso ha estado presente en el proceso del filme desde el principio del proyecto, «con el objetivo de asegurarse que la historia de Mohamedou fuese contada y que potencialmente las cosas puedan cambiar». «Quizás Guantánamo se cierre», según cuenta Foster. La reconocida actriz estuvo en contacto con Nancy Hollander para preparar el personaje. «Tuve mucha suerte», señala. «Estuve en contacto con Nancy un par de veces, una en Londres y otra en Nueva York antes de empezar a rodar y conseguí ver su apartamento, sus estanterías, su pintalabios y todas esas cosas. Hablamos un poco e investigué mucho también». La abogada acudió al rodaje y Mohamedou pudo dejar Mauritania, por primera vez desde que salió de Guantánamo, para poder acudir también a Sudáfrica a la filmación. Era la primera vez que podía cruzar la frontera y los dos protagonistas en carne y hueso pudieron estar juntos.