De Madrid, hasta el gorro

Un disparate todo, y la covid-19 a lo suyo. País...

Francisco Suárez Álamo
FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO

De Madrid al cielo, decía un antiguo lema publicitario. Pues ahora vamos a vivir una nueva versión: de Madrid hasta el gorro. Porque si finalmente hay elecciones en esa autonomía en mayo, nos esperan dos meses de agotadora campaña electoral, como si España girase de repente en torno a Isabel Díaz Ayuso y su adelanto electoral.

Lo ocurrido entre Murcia y Madrid es un auténtico seísmo político pero es una pena que se sobreponga a la realidad: seguimos en la batalla contra la covid-19, una pandemia que continúa sumando enfermos y, desgraciadamente, muertos. Más aún, en el marco de esa confrontación preelectoral, Madrid amenaza con incumplir lo acordado entre el Gobierno central y el resto de autonomías sobre el cierre perimetral. Es una forma de utilizar la crisis sanitaria como cóctel molotov de la batalla política y es como si, de repente, Madrid fuera a seguir los pasos del soberanismo catalán y a instalarse por su cuenta. A este paso, no descartemos ver en breve a Díaz Ayuso en la Puerta del Sol declarando la independencia respecto a Moncloa. De hecho, su mensajito de 'socialismo o libertad' suena a enfrentamiento fratricida, a esas dos Españas de las que hablaba Machado.

Mientras, Ciudadanos afronta su enésima crisis interna. En el partido naranja ya han salido varias voces desautorizando la censura en Murcia y atacando, sobre todo, a Inés Arrimadas. A la ofensiva se han sumado con gusto los que en su día crecieron a la sombra de Albert Rivera. Se les olvida, eso sí, que el declive de Cs comenzó con este al mando pero ahora vale todo. Es evidente que el riesgo para Ciudadanos es mayúsculo, pero creo que también es incuestionable que estamos asistiendo a su epílogo político y que ya da casi igual lo que hagan o dejen de hacer. Gobernando con el PP en varias autonomías y ayuntamientos iban de derrota en derrota y ahora, compartiendo poder con el PSOE, la única duda es si la velocidad de bajada será mayor o rozará la de la luz.

Acabo con los socialistas: la crisis madrileña coge al PSOE con el pie cambiado, con un Gabilondo que teóricamente estaba de salida para ser nombrado Defensor del Pueblo y con intensa rumorología sobre Margarita Robles como posible candidata a la Presidencia madrileña. Si así fuera, imagino la fiesta en casa de Pablo Iglesias e Irene Montero celebrando que sale del Consejo de Ministros la persona más alabada por la derecha...

Como verán, un disparate todo, y la covid-19 a lo suyo. País...