Carmen Calvo.

La letra e

Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

Cosas bobas que me levantan el ánimo. Lydia Lozano bailando el chuminero. O esa entrevista de Jorge Ramos a Mario Vargas Llosa cuando le plantea que si hay un grupo de hombres y mujeres por qué no decir 'todes'. La carcajada de Vargas Llosa deja en sonrisa de pitiminí a cualquiera de las de Diane Lockhart. A ver. «Tenemos en español un masculino inclusivo». «¿Y eso no es machismo?» (Ramos). Y el escritor: «Desnaturalizar el lenguaje porque se considere lenguaje machista es una estupidez que yo no voy a aprobar».

La Real Academia, de la que forma parte, tiene algunas resoluciones que parecen innecesarias (como quitar la tilde a solo cuando equivale a solamente), pero con el lenguaje inclusivo está demostrando cordura frente a los tontos. Ya dijo a Carmen Calvo que no había razones para adaptar el lenguaje inclusivo a la Constitución. El dictamen se aprobó por unanimidad. Y claro que analizaron de manera meticulosa el texto (para eso tienen gente que trabaja en la Docta Casa, más allá de los que ocupan sillones con letras). Hombres y mujeres están incluidos en la Constitución. Y si no entiendes eso no sabes leer, no conoces el idioma español.

La RAE sigue insistiendo, esta vez en su banco de pruebas de Twitter (#dudaRAE). La pregunta era esta: «¿Decir chiques o todes a cambio de chicos y todos es un idiotismo?». Respuesta: «El uso de la letra e como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical (chicos) ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género». Se necesita un Hawthorne que escriba sobre la letra e. No será escarlata, pero señala a quien desprecia el idioma español.