Entrada de los cines Galaxy,s / c7

Viaje en el tiempo

El cine da pie a que la gente pueda reflexionar

Luis M. López
LUIS M. LÓPEZ Las Palmas de Gran Canaria

Pocas veces tenemos el privilegio de viajar en el tiempo pero el jueves fue uno de esos días. Seguro que muchos recuerdan los míticos cines Galaxy`s de la capital grancanaria. El jueves por la noche su impresionante cartel volvió a brillar haciéndonos volver a 1985, año en el que se inauguró el establecimiento.

Antes de que fueran destronados por los centros comerciales estas salas junto a las del cine Royal, o más recientemente el Monopol, eran los lugares donde decenas de personas de todas las edades podían soñar y trasladarse a otros mundos evadiéndose de la realidad por unos minutos.

Lamentablemente todas ellas han acabado cerrando. El buen cine, el cine independiente se está yendo, si no se ha ido ya, con la clausura de estas salas; dando paso a un cine más comercial y que sigue un mismo patrón: la búsqueda de puro entretenimiento.

Atrás quedaron esas películas con mensajes profundos, que llegan al alma y le hacen a uno pensar y replantearse las cosas. El cine da pie a que la gente pueda reflexionar, quizás por eso ya no es lo que era. Ya no interesa crear películas de calidad. Es una pena porque por el camino que vamos cada vez estaremos más dominados.

¿Por qué no reabren estos cines? Esa es la pregunta clave. Ahora, para acudir a una sala de cine tenemos que ir hasta un centro comercial dando paso a un mayor consumismo y dejando de lado esa esencia puramente artística que aportaban las películas que se exhibían en esas salas hace años.

Esperemos que la iluminación del cartel de los cines Galaxy`s no se quede en una simple anécdota y sea el inicio de un cambio de mentalidad para volver a recuperar nuestro patrimonio artístico y cultural. Es muy necesario.