C7

Universalizar desde la isla

Cuando la pandemia todo lo cierra, Unahoramenos demuestra que no hay fronteras para la cultura

Vicente Llorca Llinares
VICENTE LLORCA LLINARES

Unahoramenos Producciones lleva tiempo demostrando su capacidad para crear contenidos culturales que pueden proyectarse mucho más allá de nuestras fronteras insulares. La atávica tendencia isleña a creerse el centro del mundo, por aquello de estar rodeados por el horizonte, no ha sido hándicap para estos creadores culturales que desde Ingenio han sabido universalizar contenidos hechos aquí.

Su última creación es la más reveladora demostración de su vocación y capacidad universal, además de su emprendeduría y coraje. A pandemia y confinamiento responden con más propuestas con la cultura por bandera, lo que merece reconocimiento y aplauso, sobre todo ahora que parece imponerse la máxima de que quien habla poco y grita poco es que no vale o quiere engañarnos, en palabras de Luis García Montero. Tiempos estos en lo que todo parece regirse por las pasiones, fundamentalmente las bajas, y casi nada por la reflexión, en los que abundan los manipuladores que distorsionan la realidad, los datos y en los que las noticias falsas están en el menú diario.

Pues ahora que la pandemia cierra teatros y la cultura se ve relegada aún más al vagón de cola, ignorando su condición de bien estratégico y de primera necesidad, Unahoramenos se reinventa y desafía a los que se sienten cómodos alimentando la ignorancia y entre ignorantes, y desde aquí, dejando constancia de que no hay fronteras, crea 'Onvivo', la primera plataforma escénica en directo y vía streaming del mundo, combinando los lenguajes del cine y el teatro.

Y lo hace, en otra clara demostración de intenciones, con el montaje 'Nacer en el mar', un viaje por la historia poética de las islas, una selección de poemas realizada por Yeray Rodríguez, que incluye creaciones de María Valerón, Mercedes Pinto, Juan Jiménez, Pedro Lezcano, Saulo Torón, Rafael Arozarena, Pedro García Cabrera, Arturo Maccanti, Nicolás Estévanez..., con la insularidad como elemento vertebrador.

A través de una pantalla, pero en riguroso directo, Marta Viera y Ruth Sánchez, mezclando el lenguaje teatral y el cinematográfico, bajo la dirección de Mario Viera y con música de Carlos Oramas, dan vida a un montaje que con palabras deja huellas en el mar y nos traslada los sentires, emociones y vivencias de poetas nuestros, que perduran a lo largo de los tiempos y por encima de la geografía, en un intenso canto a una vida que no puede ser buena si no reflexiona, atiende y promueve la cultura.