Borrar
Directo Alemania manda con un gol de Musiala
El presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, y el de la CCE, Pedro Ortega, ayer en el III Foro de formación de la patronal. Juan Carlos Alonso
De subida salarial y bonificaciones
Opinión

De subida salarial y bonificaciones

No se entiende el rechazo de los sindicatos a la medida. Cuando el objetivo es lograr que los trabajadores tengan más ingresos da igual la fórmula que se elija, lo importante es el fin

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 23 de mayo 2024, 23:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

No se entiende de ninguna manera el rechazo de las organizaciones sindicales de Canarias a la intención del presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, de bonificar las cotizaciones a la Seguridad Social a las empresas que suban el sueldo a sus trabajadores por encima del convenio.

Si el objetivo que se persigue es que la renta disponible de los canarios mejore ,da igual la fórmula elegida porque lo que importa es que puedan llegar a final de mes, máxime en los tiempos de alta inflación en los que nos encontramos.

A los empresarios, lo sabemos, les cuesta mucho subir el salario así que todo lo que sea incentivar ha de ser bienvenido. Si se analizan los datos de conformación del coste laboral total en Canarias, el peso del pago de las cotizaciones a la Seguridad Social supone un 25%. Es decir por un sueldo medio de 1.618 euros el empresario abona casi 650 euros a la Seguridad Social. No veo yo problema en que si un empresario decide abonar 200 euros más a su trabajador, el Estado se haga cargo de unos 50 euros de la Seguridad Social.

Porque respecto a la propuesta que plantea el Gobierno de Canarias existe mucha confusión. No se trata de cubrir todos los costes a la Seguridad Social -los 650 euros de media señalados anteriormente- por un empleado sino solo los que genera esa subida -el 25% de 200 euros si fuera esta la cantidad, por ejemplo-. Las bonificaciones existen ya para incentivar la contratación de colectivos vulnerables y, aunque sin grandes alegrías, funcionan.

Otra cosa que está por ver es si el Estado accede a esta bonificación -puesto que sale de sus arcas- y si las empresas se animan a subir los sueldos, puesto que para un incremento de 200 euros al mes, 50 es Seguridad Social pero 150 corren a cargo del empresario y aquí, con la iglesia hemos topado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios