Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 18 de abril
C7
Por el derecho de todos y todas a desarrollar un proyecto de vida
Tribuna libre

Por el derecho de todos y todas a desarrollar un proyecto de vida

En estos casos, se precisa de altura de miras y dejar a un lado los intereses políticos y personales para dar paso a la defensa de más y mejores oportunidades para Canarias

Pablo Rodríguez

Consejero de Obras Públicas, Vivienda y Movilidad del Gobierno de Canarias y secretario general de CC en Gran Canaria

Sábado, 16 de marzo 2024, 23:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Estatuto de Autonomía de Canarias recoge, en su artículo 22, el derecho de acceso a la vivienda de todos los canarios y canarias, para que todos y todas tengan acceso a ella, en condiciones de igualdad.

Este es, sin duda, nuestro reto para esta legislatura, una de nuestras principales prioridades, porque la vivienda es un derecho fundamental por el que debemos velar, y para el que asumimos toda la responsabilidad.

Cuando llegamos al Ejecutivo, comprobamos que lo que se había hecho hasta ahora no era suficiente. El plan canario de la vivienda solo contemplaba la construcción de cerca de 2.000 viviendas, con un registro de demandantes que supera actualmente las 25.000 personas en toda Canarias. En los últimos meses, nos hemos puesto manos a la obra para impulsar expedientes estancados y tomar decisiones estratégicas que nos permitiesen afrontar la alta demanda.

A pesar de que las fuerzas políticas que conformaban el llamado Pacto de las Flores coincidían en el diagnóstico, hasta ahora ninguna había puesto soluciones reales y eficaces sobre la mesa, más allá de planes que no se habían ejecutado y que no habían tenido los resultados esperados.

En tan solo siete meses, hemos impulsado la ejecución presupuestaria en esta área, hemos aprobado un plan de choque en materia de vivienda y también un decreto ley para promover la disposición de inmuebles, especialmente los protegidos, favoreciendo y simplificando la gestión. Esto nos ha permitido, con mucho esfuerzo, revitalizar la política de vivienda, proporcionando herramientas compatibles y complementarias al Plan de Vivienda de Canarias y al Plan Estatal.

Tocaba cambiar el ritmo, dar un paso más allá, y multiplicar esfuerzos para dar respuestas y soluciones reales. No está siendo una tarea fácil, porque es necesaria la búsqueda de acuerdos y consensos entre diferentes sectores y en diferentes ámbitos, porque solo de esta forma seremos capaces de seguir avanzando.

Precisamente, el decreto ley aprobado en Consejo de Gobierno, y que pasará a ser convalidado en el Parlamento canario en los próximos días, persigue tomar decisiones sobre todas las dimensiones que presenta la oferta de vivienda: la disponibilidad de suelo donde construir, facilitando su transformación jurídica y material; la viabilidad de usar como viviendas construcciones y edificaciones ya existentes, incluyendo las no terminadas, y la adecuación de las normas sobre viviendas protegidas para favorecer su rápida construcción y puesta a disposición de los demandantes.

Está claro que, para afrontar todas estas medidas, el sector público necesita de apoyos, y por eso se ha optado por desarrollar iniciativas que incentiven al sector privado, para que este se sume y contribuya a la construcción de vivienda.

De esta forma, como consecuencia, estaremos fomentando la creación de puestos de trabajo con el impulso al sector de la construcción, en retroceso desde la crisis financiera e inmobiliaria de 2008. También aumentará la oferta de vivienda, lo que permitirá equilibrar el mercado y hacer que descienda el precio del alquiler y venta en el mercado libre, impulsando, asimismo, la disponibilidad de viviendas en zonas en las que su ausencia amenaza ahora mismo el empleo.

Desde que presentamos el decreto ley, no hemos cesado en nuestro empeño de darlo a conocer a diferentes colectivos de todo el archipiélago, ya que las medidas que incorpora serán buenas para dar respuesta a la emergencia habitacional si se conocen y se aplican de manera adecuada.

Confiamos en que estamos avanzando hacia una buena dirección. Aunque no escondo mi pesar al comprobar, en algunas ocasiones, cómo algunas fuerzas políticas intentan desestabilizar y echar por tierra un trabajo que, sin duda, saben que puede funcionar, y que pone más luz y certidumbre a una situación que ya era insostenible.

En estos casos, se precisa de altura de miras y dejar a un lado los intereses políticos y personales para dar paso a la defensa de más y mejores oportunidades para Canarias. Todos debemos luchar por el mismo fin, para poner en marcha iniciativas que se complementen y que nos permitan alcanzar el objetivo final: que todas y todos los canarios y canarias tengan las mismas oportunidades para construir un proyecto de vida y contar con un hogar donde desarrollarse.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios