Del director

Las razones para el ataque a Antona

24/07/2019

La consigna en el Partido Popular es clara: que Asier Antona dimita lo antes posible. Para ser exactos, estamos hablando de un sector del PP, pues hace apenas dos semanas la dirección regional del partido, con los poderosos presidentes insulares, se puso mayoritariamente del lado de Antona cuando llegó el momento de valorar las negociaciones para la conformación de un pacto regional. Así las cosas, cuando hablamos de que el PP no quiere que Antona siga en la presidencia regional, más bien lo estamos habiendo del secretario general del partido, Teodoro García Egea, los cargos orgánicos y públicos que en su día batallaron contra Antona por la presidencia regional y, por supuesto, José Manuel Soria y su equipo de agentes durmientes, esos que solo hacen vida de partido cuando reciben la consigna de turno de su jefe de filas.

«¿Por qué la presión para que dimita? Porque montar una gestora no es tan fácil como antes»

¿Por qué la presión para que dimita? Porque montar una gestora no es tan fácil como antes. Desde el último cambio de estatutos, es preciso haber cometido una tropelía en toda regla para que el partido pueda optar por la vía de la gestora, con el añadido de que esa fórmula obliga a la celebración de un congreso en un plazo de seis meses. Así las cosas, los que están empeñados en desplazar a Antona temen encontrarse con que en poco tiempo se celebre ese congreso y no salga elegido la persona en la que han pensado como medianero de la finca. Por eso, lo que toca es arremeter contra el presidente de los populares canarios por tierra, mar y aire, sacando los cañones, lanzando misiles, torpedeando a todas horas... a ver si el hombre se cansa, saca bandera blanca y da un paso al costado.

¿Y por qué esas prisas? Básicamente por tres razones: 1) porque no se perdona tener criterio propio y menos aún que ese criterio sea compartido de forma mayoritaria por el partido en las islas; 2) porque a algunos en Génova, en especial a los que llegaron ayer al partido y apenas saben qué es Coalición Canaria y cómo se ha comportado con el PP y el resto de partidos durante 26 años en el poder, lo único que les interesaba era que en el mapa regional Canarias apareciera con la bandera azul del PP. Les daba igual que en realidad fuese una presidencia florero, entregada sin honores al capricho de Coalición; y 3) porque al perder CC todo el poder, esto es, el Gobierno, los cabildos y los principales ayuntamientos, aquellos que tiraban de teléfono para preguntar por sus negocios ahora se encuentran con que no saben a quién llamar. Y esto último, siendo el tercer factor en la lista, quizás sea el primero en peso específico.