Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 23 de abril

Jornada mundial de los pobres

Todos bien sabemos que la pobreza que mata es hija de la injusticia, de la explotación

francisco martel

Sacerdote

Sábado, 12 de noviembre 2022, 23:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Amigos lectores-as, la Iglesia en este domingo 13 de noviembre nos invita a celebrar la 6º Jornada mundial de los pobres recordándonos que el mismo papa Francisco en su mensaje nos dice que Jesús se hizo pobre por todos nosotros, como dice la 2ª carta a los Corintios cap. 8,9, que nos ayuda a reflexionar sobre tantas pobrezas hoy presentes.

El mismo S. Justino, en el 2º siglo, explicando la celebración dominical de los cristianos al emperador Antonio Pío, escribía así: «En el día llamado 'del Sol' se reúnen los cristianos todos juntos, habitantes de la ciudad o del campo, y se leen las memorias de los Apóstoles o los escritos de los profetas según el tiempo lo permita. Luego se hace la fracción y distribución de los panes consagrados y a través de los diáconos se envía a los ausentes. Los adinerados y los que lo desean dan libremente, cada uno lo que quiere, y lo que se recoge socorre a los huérfanos, a las viudas, y a quien es indigente por enfermedad o por cualquier otra causa, a los encarcelados, a los extranjeros que se encuentran entre nosotros: en resumen, tiene cuidado de cualquiera que esté en necesidad».

Amigos-as, todos bien sabemos que la pobreza que mata es hija de la injusticia, de la explotación, de la violencia y de la injusta distribución de los recursos que afecta a la misma la dimensión espiritual de la persona. No olvidemos que, cuando la única ley es la del cálculo de las ganancias al final del día, entonces ya no hay freno para pasar a la lógica de la explotación de las personas ya que los demás son sólo medios. No existen más salarios justos, horas de trabajo justas, y se crean nuevas formas de esclavitud, sufridas por personas que no tienen otra alternativa y deben aceptar esta venenosa injusticia con tal de obtener lo mínimo para su sustento.

Miremos bien el texto del Apóstol al que se refiere esta VI Jornada Mundial de los Pobres que presenta la gran paradoja de la vida de fe que nos dice que la pobreza de Cristo nos hace ricos. Si Pablo pudo dar esta enseñanza y la Iglesia difundirlo y testimoniarlo a lo largo de los siglos es porque Dios, en su Hijo Jesús, eligió y siguió este camino sabiendo que Él se hizo pobre por nosotros, y que con Él nuestra misma vida se ilumina y se transforma, y ​ adquiere un valor que el mundo no conoce ni puede dar. Amigos-as, les deseo que esta VI Jornada Mundial de los Pobres se convierta en una gracia, para hacer un examen de conciencia personal y comunitario, y nos preguntemos si la pobreza de Jesucristo es nuestra fiel compañera de vida.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios