Ocio

7 Deportes acuáticos que practicar en verano

    Cargando reproductor ...
14/08/2018

Las condiciones climáticas de nuestras islas las convierten en un lugar idóneo para la práctica de deportes, sobre todo acuáticos. Prueba de ello es el creciente número de turistas que apuestan por Canarias por su variada oferta en este ámbito, lo que evidencia, además, las alternativas al turismo de sol y playa. Recogemos algunas de esas opciones para los más aventureros en Gran Canaria, más allá del surf.

ETIQUETAS:

A pesar de que el verano se presenta algo más frío de lo normal, aún persisten las ganas de ir a la costa para disfrutar del tiempo libre. Las islas, además, ofrecen unas condiciones climáticas perfectas que hacen que sea posible practicar todo tipo de deportes acuáticos durante casi todo el año, sea dentro, fuera o sobre el agua.

Bajo del mar

1. Submarinismo. Para los amantes del buceo, Canarias puede llegar a ser un verdadero museo en miniatura gracias a las maravillas submarinas que se esconden en sus profundidades: arrecifes, pecios, cuevas volcánicas y especies de todo tipo son algunos de sus atractivos. En Gran Canaria, algunas de las mejores zonas para disfrutar de este deporte son Playa de El Cabrón y Sardina del Norte, ideales para principiantes, o la inmersión de La Catedral para los más veteranos: un verdadero laberinto submarino en la costa de la capital grancanaria.

Contra viento y marea

2. Vela. Los isleños tienen inevitablemente el mar incrustado en su adn, pero no todos poseen la misma relación con el mar. Una manera de conocerlo es surcando las olas en barco, en una de las numerosas excursiones que ofrecen algunas compañías tanto para pasar el día en alta mar como para avistar delfines cercanos a la costa. Además, para los que aspiran a adquirir algunos conocimientos náuticos, pueden iniciarse en los cursos de vela programados en la isla.

3. Moto de agua. Velocidad y adrenalina son los ingredientes principales de esta actividad para descubrir la costa cabalgando sobre las olas. Numerosas compañías ofrecen excursiones entre una y dos horas por el sur de la isla para visitar reclamos como las impresionantes montañas de Mogán, las cuevas marinas de Tasartico o incluso alcanzar la playa de Güi Güi.

4. Remos. El kayak es uno de los deportes más populares para planear con amigos o en familia y se adapta tanto a los que prefieren realizar un tranquilo paseo bordeando la costa como a quienes se arriesgan a ir surcando las olas. Pero otro de los deportes que gana cada vez más adeptos es el paddle surf: mejora el equilibrio y la coordinación, ejercita los músculos de brazos y el core, te permite un momento de detenimiento para meditar en medio del mar y, si vas acompañado, te asegura las risas de quienes no consigan sostenerse sobre la tabla.

5. Flyboard. Supone una de las opciones más novedosas. Consiste el volar subido a una tabla propulsada por chorros de agua a presión ajustada a los pies e intentar hacer piruetas, giros o salir despedido del agua como un delfín. La playa de Arguineguín o Mogán son algunas donde ofrecen esta divertida actividad.

Como pez, fuera del agua

6. Paracaídas acuático. Para quienes no se arriesgan a practicar el paracaidismo tradicional pero reclaman esa sensación de volar, ésta es la opción ideal. Se puede practicar solo hasta tres personas en una misma tanda para disfrutar de la costa a vista de pájaro inundado por la brisa marina. Especialmente la zona sur ofrece numerosas ofertas de recorridos de hasta una hora que finalizan en un refrescante baño.

7. Senderos. Si las temperaturas lo permiten, el verano también es una buena ocasión para recorrer algunos puntos de la isla a pie y terminar la jornada con un chapuzón. En la costa norte de Gran Canaria hay algunos ejemplos, como el recorrido entre El Risco, un pequeño barrio del municipio de Agaete, y el Charco Azul. Las imponentes vistas sobre los riscos que suben hacia el Tamadaba son la antesala de este pequeño salto de agua donde uno puede bañarse durante casi todo el año.