Sánchez reclama «unidad» para afrontar la reconstrucción y no bajar la guardia ante el virus

20/06/2020

El presidente del Gobierno hace balance de los tres meses estado de alarma a escasas horas de todo el país entre en la nueva normalidad

Noventa y nueve días después de que el Consejo de Ministros decretase el estado de alarma tras la irrupción en España del coronavirus, Pedro Sánchez ha comparecido este sábado en la Moncloa para despedir este instrumento constitucional «con el que hemos podido salvar miles y miles de vidas». El presidente del Gobierno ha reconocido que «fuimos golpeados por el virus con extrema dureza», pero que, «gracias a la unidad hemos salido adelante». Y aunque ha asegurado que «estamos en condiciones de avanzar», ha alertado también de que «no podemos bajar la guardia».

Sánchez ha reclamado «responsabilidad», cautela, seguir en alerta porque «el virus sigue ahí». «Cada uno podemos ser una vía de contagio o un muro, depende de nosotros», ha advertido, antes de recordar que la OMS alerta de una «aceleración» de la Covid-19, que ha alcanzado un nuevo pico de contagios en el mundo.

Cuando el jefe del Ejecutivo compareció el pasado 14 de marzo al filo de las nueve de la noche lo hizo tras un larguísimo Consejo de Ministros extraordinario para anunciar el alcance concreto del decreto por el que quedó declarada la situación de excepcionalidad. Entonces, se mostró convencido que «si somos disciplinados frenaremos la expansión de la Covid-19». Este sábado, ha reconocido que gracias al comportamiento «ejemplar» de los ciudadanos estos más de tres meses se la logrado frenar al virus. «Lo frenamos», se ha felicitado.

Sánchez ha justificado que nadie pudo prever el impacto de la pandemia, que entró «de manera silenciosa» y «nos golpeó de lleno», y se ha felicitado por haber logrado «resistir» las embestidas de la Covid-19 gracias a «la unidad». La misma que ha demandado a los partidos de la oposición con la mirada puesta en el futuro. «Avanzar en la unidad», sobre todo ahora que la Unión Europea va a impulsar la recuperación económica. «España -ha dicho- debe entenderse con España».

El jefe del Ejecutivo cree que en esta nueva etapa los grupos políticos deben dejar de lado la crispación y «hacer un país mejor, más justo». «Gastamos demasiadas energías en crear diferencias, divisiones, confrontación entre nosotros», ha lamentado. También ha querido agradecer una vez más su labor a todos los profesionales sanitarios que han estado en primera línea, a las Fuerzas y Cuerpos de segurida a las policías autonómicas y locales, a todos los trabajadores que no han parado su actividad y «nos permitieron frenar en seco».