Sánchez mantiene a Montón pese a las irregularidades de su máster

11/09/2018

Carmen Montón continuará al frente del Ministerio de Sanidad tras ser avalada por el presidente del Gobierno, quien ha dicho que «seguirá haciendo un extraordinario trabajo» pese a que la Universidad Rey Juan Carlos reconoció este martes que hubo cambios en las notas del máster que cursó la ministra.

"Lo único que puedo decir como presidente del Gobierno es que la ministra está haciendo un extraordinario trabajo y lo va a seguir haciendo", ha indicado Pedro Sánchez a los periodistas en los pasillos del Senado.

El apoyo explícito del presidente se ha producido tras una jornada en la que las peticiones de dimisión de la ministra, incluso en el PSOE, hayan ido en aumento, después de que la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) informase de que había detectado cambios en la notas de Montón y que revisaría "asignatura por asignatura" para averiguar cómo se han producido y depurar responsabilidades.

A primera hora de la mañana, en declaraciones a la Ser, Montón consideró "injusto" dimitir porque, sostuvo, no es responsabilidad suya si se alteraron las calificaciones después de finalizar el curso.

Y aseguró que estaba hablando "en todo momento" con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y con el presidente, quien "quiere que esté fuerte y que dé explicaciones claras".

"Sánchez piensa como yo, que hay que dar la cara y contar que no he cometido nada irregular y no dar excusas", subrayó.

Pero a medida que pasaban las horas la opinión dentro del PSOE sobre que Montón debería renunciar a su cargo fue en aumento: "El sentimiento en el partido de que debe dimitir es amplio", aseguraron a Efe fuentes socialistas.

Al mismo tiempo otras fuerzas políticas -Unidos Podemos, PdCAT, PNV, Ciudadanos- pedían su comparecencia en el Congreso de los Diputados para que aclare las informaciones publicadas por eldiario.es sobre las irregularidades del máster.

Dimisión o presunción de inocencia

Y desde Podemos, su secretario general, Pablo Iglesias, advertía de que si sus explicaciones no satisfacen al Congreso, "sólo le queda el camino de la dimisión".

Una petición a la que no se ha sumado el PP alegando que debe primar la presunción de inocencia e insistiendo en desligar el caso del máster de la ministra del de Pablo Casado, porque, consideran los populares, hay "diferencias brutales" entre ambos.

Sánchez mantiene a Montón pese a las irregularidades de su máster

Las peticiones de comparecencia de la ministra han hecho que el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, expresase el "apoyo" de la dirección del partido y del Ejecutivo a la ministra quien, ha anunciado, comparecerá a petición propia en la Cámara Baja.

Al apoyo de Ábalos se han sumado las ministras de Economía, Nadia Calviño, y de Justicia, Dolores Delgado.

La comparecencia a petición propia de la titular de Sanidad se ha registrado de manera urgente y la fecha y la hora la decidirá la Comisión de Sanidad teniendo en cuenta la agenda de la ministra.

Cambio de notas

Según el eldiario.es, Montón no aprobó todo su máster en junio de 2011 y, al menos en una asignatura, aparecía con un "no presentado" cuando acabó el curso que ella defiende que había superado. La ministra realizó el curso entre 2010 y 2011.

El digital sostiene que el 25 de noviembre de ese año "alguien entró en el sistema informático" de la URJC y cambió ese "no presentado" por un "aprobado", pese a que las actas del curso ya estaban cerradas.

Unas informaciones para las que la ministra ha reconocido que no tiene respuesta y que, si se le hubiera advertido, lo habría subsanado "con toda tranquilidad".

Ha insistido en que sería "injusto" dimitir por "algo que no he hecho" porque no sería "una decisión correcta" al considerar que no es su responsabilidad si se cambiaron las notas de su máster después de finalizar el curso.

Un problema en el Gobierno

Las supuestas irregularidades y sus similitudes con otros casos como el de la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes y del líder del PP, Pablo Casado, han suscitado numerosas reacciones.

Desde el PP, su portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat, ha considerado que Montón se ha convertido en un problema para el presidente del Gobierno, porque "evidencia la doble vara de medir del PSOE", aunque ha insistido en que el PP "siempre defiende la presunción de inocencia".

A juicio del portavoz de Cs en la Cámara Baja, Juan Carlos Girauta, el PSOE y el PP han tomado la universidad como "un auténtico ejército de ocupación" para que a ellos les regalen lo que a otros "tanto esfuerzo" les cuesta.

Antón Gómez-Reino, portavoz de En Marea, ha advertido de que no podrá mantener su apoyo al Ejecutivo mientras la ministra no aclare todas las dudas sobre su máster, y Eva García Sempere, de IU, ha opinado que Montón "cada vez que interviene y da explicaciones, preocupa".

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha respaldado la comparecencia de Montón y ha considerado que "todo lo que rodea" al Instituto de Derecho Público de la URJC "es un auténtico escándalo".