Sánchez alarga el confinamiento pero permitirá a los niños salir a la calle

Se extiende el estado de alarma hasta el 9 de mayo, pero a partir del 26 de abril se permitirá la salida de los niños a la calle.

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que a partir del 26 se relajarán las medidas de movilidad y de confinamiento para que los niños puedan salir a la calle, aunque con estrictas medidas de seguridad. Sin embargo, a pesar de esta concesión para los menores de edad, el presidente alarga el estado de alarma hasta el 10 de mayo.

¿Qué niños podrán salir?

Sánchez no entró en detalle, pues se analizará esta decisión con los presidentes de las comunidades autonómicas este domingo, pero aseveró que los niños saldrán a la calle solo bajo estrictas medidas de seguridad. «Estamos ultimando la medida, pero el punto de referencia es la Ley de Salud Pública, pone como límite los 12 años. La tendremos que estudiar y diremos la edad límite en antes del 26 de abril. Pero ese es el punto de referencia. Sobre las horas que podrán salir a la calle, responderemos a partir del 27 de abril y después de hablar con los presidentes de las comunidades y los expertos».

De esta manera se empieza a flexibilizar el confinamiento a pesar de alargarse más allá del 26 de abril. Aunque el presidente Sánchez ha anunciado este sábado que se alarga 15 días más el estado de alarma, comienzan las primeras decisiones de desconfinamiento con la salida a la calle de los más pequeños.

«El virus ha forzado la atención hospitalaria de 80.000 personas y a todos ellos les transmito mi ánimo. El virus llevó hasta el límite a nuestro sistema sanitario, pero se ha propagado por todo el mundo no solo por España. El virus ha dejado tras de sí un rastro de muerte y de devastación económica. Pero en este breve estado de tiempo nuestro sistema de salud logró resistir a pesar del golpe. Mas de 74.000 personas han superado la enfermedad, nuestros compatriotas han demostrado un compromiso ejemplar desde el confinamiento. Los españoles son los ciudadanos que con más rigor han cumplido el confinamiento y así hemos salvado a miles de vidas», aseveró el presidente en rueda de prensa.

Sánchez justificó la decisión de que los niños salgan a la calle, pero se muestra prudente a la hora de hablar de la desescalada. «Hemos logrado contener el virus en nuestro país. La media de contagios ha bajado con respecto a las primeras semanas. Hoy, gracias al esfuerzo de todos, el índice de reproducción está por debajo del 1, cuando llegamos estar por encima de 3. ¿Dónde estamos en este momento entonces? Hemos conseguido lo más difícil gracias a la disciplina social, hemos dejado atrás los momentos más extremos en las últimas semanas. Pero estos logros son insuficientes, son frágiles. No podemos ponerlos en riesgo después de tanto sacrificio y seguimos las recomendaciones de la OMS». El presidente enumeró los seis puntos claves:

1. Tener la transmisión controlada del coronavirus.

2. El sistema de Salud debe detectar mediante los test. «Hemos realizado más de un millón de test y hemos repartido dos entre las comunidades».

3. Control a los lugares de más riesgo: hospitales, residencias...

4. Implantarse un sistema de control de personas de otras zonas. «Ya lo estamos haciendo».

5. Medidas preventivas en centros de trabajo y centros educativos.

6. La población deberá disponer de los datos sobre las reglas de higiene y distanciamiento social.

Vídeo.

Aún es pronto para la fase 2

«No me cabe ninguna duda de que vamos a seguir con la disciplina social. Pese a las medidas tomadas, no podemos pasar a la fase 2 de la desescalada. Por este motivo, transmitiré al Congreso y a los presidentes de las comunidades autónomas, la propuesta para extender el estado de alarma hasta el 9 de mayo. Sin embargo no será igual que las anteriores, en las próximas semanas estaremos en distintos estados de alarma. Los progresos de las cinco semanas nos hacen tomar decisiones con la ayuda de los expertos y epidemiólogos. Es posible aliviar a uno de los supuestos del confinamiento, por eso anuncio tras consultar a los especialistas, que trasladaré a los presidentes y al Congreso, que los niños puedan salir a partir del 27 de abril», insistió Sánchez.

La siguiente fase, mayo pero dependiendo del avance del virus

El presidente se mostró cauteloso a la hora de hablar del inicio del desconfinamiento definitivo y afirmó que dependerá del avance de la enfermerdad y de la opinión de los expertos. «Tenemos el mes de mayo para el tránsito para la normalidad. España, por razones evidentes, es uno de los primeros países golpeados por la pandemia, por lo que estamos trabajando en el horizonte de desescalada. Esto va a exigir de la unidad política y el asesoramiento de los científicos y los expertos», dijo.

«¿Cuál es el itinerario? En función del nivel de pandemia se decidirá de forma homogénea o descentralizada. Desde luego, el Gobierno de España contempla un horizonte de lenta marcha hacia la normalidad. Será progresiva, con las máximas precauciones y analizando a cada uno de los territorios. Deberemos tener un ejercicio de pedagogía para el desconfinamiento. Habrá decisiones que no serán eficaces y tendremos que dar un paso hacia atrás. Es por los que tenemos que estar preparados. A nosotros lo que nos dice la comunidad científica es que no representa un riesgo la medida con los menores, pero progresivamente iremos tomando otras dependiendo del avance del virus», aseveró Sánchez.

Índice de mortalidad y autocrítica

Sánchez admitió errores, sobre todo en cuanto al desabastecimiento de material en las primeras semanas. «Esta es una pandemia global. Hablar ahora de la situación de España en comparación con otros países no tiene sentido. Lo analizaremos cuando superemos la pandemia. Es muy importante ser conscientes de que España actuó antes, pero es verdad de que todos actuamos tarde en occidente. Cuando España pasó a la fase de contención reforzada había 26 fallecidos. Cuando se decretó el estado de alarma en 14 de marzo, 84 fallecidos. En Italia, fue con más de 300 fallecidos; Francia el 17 de marzo con 175 muertos. No me quiero comparar con ningún país. España es solidaria con todos los países que están sufriendo esta pandemia. El Gobierno de España hace autocrítica, nos hemos equivocado, pero todas las instituciones están teniendo un comportamiento ejemplar», manifestó el presidente del gobierno.

Objetivo: Reforzar el sistema sanitario

El presidente también mostró su preocupación por la economía, pero primó la saluda de la ciudadanía. «En la fase de desescalada será tan importante el uso de los geles o mascarillas, como también será importante reforzar nuestro sistema sanitario. El número de camas en las UCI, los test que se realicen, el seguimiento a los ciudadanos que han sufrido la pandemia... Fortalecer nuestro sistema de salud es clave, proteger a nuestros profesionales sanitarios es prioritario tras las primeras semanas en las que no pudimos tener todo el material», dijo el presidente, que también aseguró que mañana se aprobará el control de los precios de las mascarillas para contener los precios y pueda estar al alcance de todos los ciudadanos.

Crisis económica a consecuencia del coronavirus

Sánchez detalló que la reconstrucción del país tras superar la pandemia debe abarcar cuatro ámbitos: reconstruir y reforzar el sistema sanitario; el segundo, de ámbito económico, incluirá propuestas de acciones financieras, fiscales y administrativas para reconstruir y relanzar el tejido empresarial y los sectores más afectados por la pandemia (la industria, el turismo, la hostelería y la cultura), así como la creación de empleo, con «especial atención» a las pequeñas y medianas empresas, los trabajadores autónomos y la economía social. El tercer ámbito es la articulación de medidas de protección social, y el cuarto, la adopción de una posición conjunta de país ante la negociación en la Unión Europea.

«Todos los organismos internacionales reconocen lo imprevisible de las consecuencias económicas en el mundo, en Europa y en España. Tenemos que ser cautelosos para evaluar la caída de la actividad económica y el empleo. Nosotros haremos el análisis cuando toque, cuando tengamos todos los datos del impacto económico para planificar todas las medidas que tenemos que tomar para la reconstrucción», manifestó Sánchez sin entrar en detalles.

Mensaje de apoyo y de ánimo a las familias y sanitarios

El presidente se despidió mandando un mensaje de ánimo a todos los españoles, especialmente a todos los que han perdido a un ser querido o están luchando contra el coronavirus. «Entiendo la amargura y pesar por los compatriotas que nos han dejado y las familias que no se han podido despedir de sus seres queridos. Lo único que les puedo garantizar es que daremos un reconocimiento merecido, como todos los héroes que luchan para frenar esta pandemia. Uno de los principales orgullos que tengo como presidente del gobierno, es que en España estamos protegiendo a cada uno de los seremos humanos, tengan la edad que tengan, sobre todas a las personas de edades más avanzadas. Es un ejemplo intergerenacional que nos servirá para el futuro cuando acabemos con esta pandemia», concluyó Sánchez su intervención.