Felipe VI destapa la placa de inauguración del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, en presencia de Sánchez y Urkullu./RAFA GUTIÉRREZ

Felipe VI destapa la placa de inauguración del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, en presencia de Sánchez y Urkullu. / RAFA GUTIÉRREZ

El Rey: «La memoria es esencial para que no se repita el terrorismo»

Presiden el acto de apertura acompañados de Pedro Sánchez, Iñigo Urkullu y otras autoridades

DAVID GUADILLA

El Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, nacido con el objetivo de recordar la barbarie, homenajear a quienes sufrieron en primera persona el dolor y sentar las bases para que nada de eso vuelva a ocurrir, ya es una realidad. La imagen más simbólica la han ofrecido los Reyes, entrando en el zulo en el que estuvieron encerrados Julio Iglesias Zamora y José Antonio Ortega Lara. Felipe VI y doña Letizia han estado acompañados en los actos de apertura por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el lehendakari, Iñigo Urkullu, entre otras autoridades. «La memoria de las víctimas es un elemento esencial para evitar cualquier legitimación o justificación del terrorismo y para que no se vuelva a repetir el injusto dolor causado», ha subrayado el Rey.

El agujero en el que estuvieron el empresario guipuzcoano y el funcionario de prisiones es la parte más llamativa de un centro, ubicado en la antigua sede del Banco de España de Vitoria, que busca sobre todo poner en el centro del discurso a las víctimas, recordar su dolor y sentar las bases para que algo así no vuelva a suceder. Aborda el terrorismo cometido por todos los grupos que han operado en España, aunque la parte más sustancial está dedicada a ETA al ser la banda que cometió más asesinatos, más de 850.

El Rey ha apelado en su intervención a «la dignidad» que las víctimas se merecen y ha recordado que el proyecto del Memorial «tiene un fundamento tan emotivo y unos objetivos tan necesarios y sanos para la memoria y el espíritu de nuestra sociedad». Felipe VI ha recalcado que el centro tiene como grandes objetivos «preservar y difundir los valores democráticos», «construir la memoria colectiva de las víctimas» y «concienciar al conjunto de la población en la defensa de la libertad y de los derechos humanos y contra el terrorismo».

Vídeo. Visita de los Reyes al Memorial. / EP

En un discurso con una importante carga política, ha señalado que las víctimas son uno de los «pilares éticos» del Estado democrático y «símbolo de la defensa de nuestras libertades». «Preservar su memoria es un ejercicio de respeto y de justicia pero también un elemento esencial para que las generaciones venideras sean siempre conscientes de la gravedad de lo sucedido, del dolor que el terrorismo provoca a toda la sociedad», ha destacado Felipe VI.

Ni Pedro Sánchez ni Iñigo Urkullu pronunciaron discursos públicos. Sí realizaron una valoración en las redes sociales. Sánchez destacó que se trata del «primer centro de Europa dedicado a las víctimas del terrorismo» y aseguró que «preservará y difundirá nuestra memoria y los valores que nos hacen más fuertes como sociedad porque »recordar es un ejercicio de justicia y dignidad y una exigencia moral«.

El lehendakari, por su parte, recordó que «ninguna razón política puede anular la dignidad, la integridad y el derecho a la vida». «Este Centro Memorial se suma a la voluntad compartida de consolidar una convivencia justa, pacífica e inclusiva», señaló.

EL DATO:

  • 1.453 personas han fallecido víctimas del terrorismo, incluidos los españoles asesinados en el extranjero. De ellas, 853 (58%) perdieron la vida a manos de ETA.

Urkullu explicó que este centro lo «sumamos» al itinerario integral de Memoria y Compromiso en Euskadi con el Museo de La Paz en Gernika, el Centro de Recursos Pedagógicos Humanos «Eskura» en Aiete-Donostia y con el Instituto «Gogora» de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos y su próximo espacio expositivo en Bilbao. «Se suma también al proyecto de ley de Memoria Histórica y Democrática de Euskadi», apostilló antes de destacar que «tras décadas de terrorismo, daño injusto y dolor damos un paso más en la tarea de respetar, promocionar y defender la dignidad de toda persona y los derechos humanos. Este es nuestro bien común», enfatizó.

Contarlo en primera persona

El Memorial de las Víctimas es un proyecto que empezó a gestarse hace diez años y que busca sobre todo la deslegitimación del terrorismo, venga de donde venga. En su patronato están diferentes instituciones y el Rey ocupa la Presidencia de Honor. Está dirigido por Florencio Domínguez, que siempre ha destacado la «lealtad institucional» existente entre todas las administraciones a la hora de poner en marcha el proyecto.

El centro se divide en cuatro apartados. El primero hace hincapié en la contextualización y se dedica a la historia del terrorismo en España y en el mundo. Además de ETA, los GAL, el Batallón Vasco Español y otros grupos que actuaron en España, se incluyen datos sobre otros atentados, como el 11-S de Nueva York y otros ataques yihadistas.

LAS FRASES:

  • Pedro Sánchez - Presidente del Gobierno. «Preservará y difundirá nuestra memoria y los valores que nos hacen más fuertes como sociedad»

  • Iñigo Urkullu - Lehendakari. «Ninguna razón política puede anular la dignidad, la integridad y el derecho a la vida»

  • Florencio Domínguez - Director del memorial. «El terrorismo de ETA es el que más víctimas y más daño personal y político ha ocasionado. Por ello tiene un espacio relevante»

  • Tomás Caballero- Pte. de la Fundación de Víctimas. «La realidad es la de unos verdugos implacables y unas víctimas inocentes. No debemos permitir que se desdibuje»

El segundo habla de «los perpetradores y su entorno», mientras que la respuesta que obtuvo el terrorismo, tanto social, como policial y judicial ocupará la tercera 'pata' de la exposición. El último espacio se dedica al recuerdo de las víctimas. Es ahí donde se incluyen numerosos testimonios de los damnificados. «Si el Memorial tiene algún sentido es para que ellos nos expliquen en primera persona sus experiencias», señalan sus responsables.

Los ciudadanos podrán visitarlo desde mañana. De hecho, la idea es que también tenga una importante labor pedagógica. Se espera que a medio plazo por el centro puedan pasar diferentes grupos de escolares. Como ha señalado Florencio Domínguez, uno de los retos es trasladar a los jóvenes lo que ocurrió en Euskadi durante décadas para que no crean que el terrorismo es algo que sucede «solo en países lejanos».

Uno de los elementos más efectistas del centro es la recreación de zulo en el que estuvieron secuestrados Julio Iglesias Zamora y José Antonio Ortega Lara. El propio industrial guipuzcoano ha colaborado directamente con los responsables del centro y ha sido quién les convenció de forma definitiva para que pudiese ser visitado por los ciudadanos. Las principales críticas al Memorial han llegado desde la izquierda abertzale, que lo considera «excluyente».