Primer choque del Gobierno y el CGPJ en vísperas de examinar a Delgado

16/01/2020

La reacción del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a unas declaraciones del vicepresidente Pablo Iglesias, y la posterior respuesta de Moncloa, suponen el primer choque del Ejecutivo con el órgano de gobierno de los jueces, en vísperas de que éste examine la candidatura de Dolores Delgado como fiscal general del Estado.

En una declaración institucional, la Comisión Permanente del CGPJ ha criticado este miércoles que Iglesias hablara el día antes en una entrevista con Antena 3 de la "humillación" de los tribunales españoles ante la justicia europea en la causa del procés, y ha llamado a la "prudencia, mesura y a la responsabilidad institucional" para evitar que se cuestione "la independencia, la imparcialidad y la profesionalidad" de los jueces.

Poco después, la Moncloa difundía un comunicado en el que apelaba al debido respeto "a la libertad de expresión" y al "derecho de crítica" y recordaba que es "tiempo de dialogar" y de llegar a acuerdos para reforzar las instituciones, contexto en el que enmarca la necesidad de abordar la pendiente renovación del CGPJ.

Para el Ejecutivo, es deber de todos velar por el "correcto funcionamiento de la Justicia" y contribuir de esa manera a poner al día sus órganos de gobierno "evitando que su acción se resienta por el bloqueo".

El Consejo General del Poder Judicial no es ningún obstáculo para su propia renovación, apuntan a Efe fuentes de este organismo tras el comunicado de Moncloa.

Prueba de que no son ningún impedimento es que el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, se ha dirigido en tres ocasiones a los presidentes del Congreso y del Senado, la última el 23 de diciembre, instándoles a que aborden el asunto, ya que es responsabilidad parlamentaria.

El encontronazo se produce cuando mañana se reúne de manera extraordinaria el pleno del CGPJ para informar sobre la idoneidad de la propuesta de que la exministra de Justicia Dolores Delgado sea la próxima fiscal general del Estado, una candidatura contestada con dureza por la oposición parlamentaria y que ha causado estupor en buena parte del carrera judicial y fiscal.

No hay duda de que Delgado, durante 25 años fiscal en la Audiencia Nacional, reúne los requisitos exigidos por la ley para asumir el cargo, pero no pocos se preguntan si será capaz de mantener la independencia necesaria tras haber sido ministra de Justicia, señalan fuentes consultadas por Efe, que auguran un intenso debate este jueves en el pleno del CGPJ.