Un grupo de inmigrantes permanence en el suelo tras la entrada a España por la frontera de Melilla este viernes. / RC

Al menos 18 inmigrantes mueren en el violento asalto a la valla de Melilla

Más de 70 subsaharianos resultaron heridos en el territorio de Marruecos, tras duros enfrentamientos con las fuerzas de seguridad del país vecino. En el lado español, se registraron 106 lesionados, entre ellos 49 guardias civiles

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

Al menos 18 inmigrantes subsaharianos fallecieron este viernes en la parte marroquí de la frontera con Melilla a consecuencia de los violentos altercados con las fuerzas de aquel país previos al asalto masivo al perímetro de la ciudad autónoma realizado por la mañana, que se saldó con la entrada de 133 irregulares. Las autoridades de Rabat, que en un principio apuntaron que habían muerto cinco 'sin papeles', elevaron durante la noche el balance hasta los 18 decesos y 76 heridos entre los subsaharianos.

Según fuentes oficiales de la provincia marroquí de Nador, también 140 de sus policías, militares y gendarmes sufrieron lesiones, cinco con carácter grave, durante los graves disturbios para dispersar a la multitud que se aproximaba a la valla. La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) informó por la noche que también había dos agentes de ese país muertos, pero sus autoridades lo negaron «categóricamente». Ya en la parte española se registraron otros 106 heridos entre la Guardia Civil y los irregulares, pero de mucha menos entidad.

Responsables policiales españoles creen, no obstante, que las cifras de la tragedia en el lado marroquí podrían ser todavía mayores, ya que las imágenes grabadas 'in situ' muestran a decenas de 'sin papeles' inertes tras el duro enfrentamiento con las fuerzas del país vecino.

Varios de los migrantes tras conseguir su entrada a Melilla. / EFE

Según la información oficial marroquí, los 'sin papeles' habrían muerto en una avalancha anterior al asalto fronterizo, cuando los agentes marroquíes intentaron dispersar a los casi 2.000 inmigrantes que se aproximaban a la doble valla. Centenares de subsaharianos, en las carreras, acabaron cayendo a una vaguada donde al menos seis habrían muerto por aplastamiento o asfixia. Ningún funcionario español vio este suceso, localizado en una hondonada pegada a la valla.

Las imágenes de las redes sociales mostraban una batalla campal entre centenares de inmigrantes y miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes, con intercambio de lanzamiento de piedras y otros objetos, además del uso de material antidisturbios durente el primer asalto masivo de inmigrantes desde que en marzo Rabat y Madrid dieran por zanjada la crisis diplomática entre ambos países.

Con una cizalla y organizados

Después de la avalancha mortal en la vaguada, al menos 133 'sin papeles' lograron acceder a Melilla al conseguir romper con una cizalla la puerta de acceso al puesto fronterizo del Barrio Chino. Una técnica que nunca antes se había utilizado y que ha sorprendido a las fuerzas de seguridad de ambos países.

Vídeo. Tensión en el asalto a la valla de Melilla. / R. C.

El grupo asaltante, muy organizado, estaba originariamente compuesto por esas 2.000 personas, muchas sudanesas, que desde hace días deambulaban por las inmediaciones del monte Gurugú buscando la mejor ocasión para forzar la entrada a Melilla.

Esta muchedumbre fue detectada a las 6:40 horas de la mañana de este viernes acercándose al vallado. El dispositivo antiintrusión de la Comandancia de la Guardia Civil avisó de inmediato y decenas de agentes del propio instituto armado, de la Policía Nacional y de las fuerzas marroquíes se movilizaron. Fue entonces cuando, al otro lado de la frontera, se produjeron los incidentes que desembocaron en la masacre. Después, los inmigrantes se mostraron también especialmente violentos tras entrar en España. De hecho, 49 agentes de la Guardia Civil resultaron heridos leves y 57 'sin papeles' tuvieron que ser atendidos.

Temas

Melilla