El líder de ERC, Gabriel Rufián. / efe

Rufián exhibe ante Sánchez balas disparadas en Melilla

El líder de ERC reclama al Gobierno que deje de hacer matemáticas y vuelva a la política

CRISTIAN REINO Barcelona

Intervención muy dura del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, que ha molestado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Rufián en un tono muy crítico ha exhibido tres balas recogidas en la valla de Melilla atribuidas a la Policía de Marruecos en el intento de entrar a España por parte de cientos de migrantes africanos. «Esto son las balas que ha recogido mi compañera en la frontera con Melilla, con las que mataron a 37 personas. Fue la gendarmería marroquí. Y usted dijo que no estaba tan mal», ha reprochado el dirigente republicano. «No pueden reaccionar a lo que pasa en el mundo, en Ceuta y Melilla, como los ricos de un club de ricos que de repente le entran los pobres», ha aseverado.

Sánchez le ha replicado que se ha «equivocado gravemente». A su juicio, exhibir balas en este hemiciclo es «imperdonble» y ha recordado la última vez que entraron las balas al Parlamento español, en el golpe de estado perpetrado por Tejero. Rufián ha vuelto a la política espectáculo. En 2017, ya exhibió una impresora desde la tribuna para pedir al Gobierno al entonces Gobierno del PP que dejara de perseguir el referéndum. La 'perfomance' del líder republicano le ha costado una llamada de atención de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que le ha instado a hacer un uso exclusivo de la palabra en sus intervenciones.

En vísperas de la reunión entre Pedro Sánchez y Pere Aragonès, Rufián ha sido muy duro y muy crítico con el Gobierno, ya sea en su política migratoria, como su política internacional o su agenda social, que ha calificado de «rácana». Ha criticado que la vicepresidenta Yolanda Díaz prefiriera a la CEOE antes que a ERC para aprobar la reforma laboral, que Esquerra votó en contra. «Enhorabuena, hoy se ha levantado de izquierdas», ha afirmado, desdeñando las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno durante el debate sobre el estado de la nación. «Es urgente un sistema fiscal más justo», ha asegurado. También ha reclamado legislar contra la «contaminación mediática». «Este país ha sido una platocracia no una democracia», ha señalado.

Con corbata, en el turno de réplica, Rufián ha bajado el tono y el presidente del Gobierno se lo ha agradecido. Sobre la cuestión catalana, ha instado al Gobierno a que vuelva a la política y deje hacer de matemáticas, ha señalado que defenderá siempre la mesa de diálogo y ha atribuido la concesión de los indultos a la política «útil» de ERC. «Nada es gratis y miente quien diga lo contrario», ha asegurado. Rufián ha reprochado a Sánchez que solo haya dedicado una frase al conflicto catalán y le ha advertido de que el fracaso de la mesa de diálogo abrirá la puerta a un Gobierno del PP y Vox. «¿Cómo quiere pasar a la historia, como el que intentó solucionar el conflicto o como un presidente socialista más?», le ha preguntado. «Si no da soluciones (políticas y sociales) a la población catalana, esta gente (PP y Vox) nos ganará izando banderas», ha rematado.