El diputado de la CUP Carles Riera participa en el acto del partido bajo el lema “Un nuevo ciclo”, con su propuesta política para las elecciones catalanas del 14 de febrero. / EFE

La CUP presiona a JxCat y Esquerra: otro referéndum antes de 2025

La formación antisistema concurre a las elecciones con el objetivo de asumir «todas las responsabilidades», lo que implica que está dispuesta a entrar a un futuro Govern independentista

CRISTIAN REINO Barcelona

La CUP quiere volver a ser determinante en la política catalana y bajo el lema de un «nuevo ciclo» se propone repetir el desafío del 1 de octubre de 2017 para confrontar de nuevo a la sociedad catalana con el Gobierno central. Tras una legislatura en que en un primer momento facilitó la investidura de Quim Torra pero a los meses pasó a la oposición, la formación independentista concurre a las elecciones del 14 de febrero con el objetivo de asumir «todas las responsabilidades», lo que implica que está dispuesto a entrar a un futuro Govern independentista, lo cual siempre ha rechazado en los ejecutivos de Puigdemont, primero, y luego Quim Torra.

La CUP tiene en estos momentos 4 escaños, lejos de los 10 con los que fue decisivo para descabalgar a Mas de la presidencia y para investir a Puigdemont. Las encuestas dan a la formación de la izquierda radical secesionista en torno a ocho diputados. Si JxCat o ERC necesitan sus votos para alcanzar la mayoría absoluta, la CUP ya ha fijado el precio que pedirá a cambio: un nuevo referéndum unilateral como el que el partido secesionista de la izquierda radical forzó a Carles Puigdemont a convocar el 1 de octubre de 2017 para aprobar los Presupuestos autonómicos.

La CUP presume de ser el partido del «referéndum o referéndum» y en esta línea ha situado el objetivo de celebrar una nueva consulta antes de 2025, el año en que debería acabar la próxima legislatura, que arrancará con las elecciones del 14-F. El objetivo por tanto de la coalición de partidos secesionistas, de origen municipalista pero que ya está presente en todas las instituciones, incluido el Congreso de los Diputados, es ejercer la autodeterminación de forma «real, efectiva y definitiva».

Los anticapitalistas han presentado esta tarde en Barcelona su programa para los comicios autonómicos, cargando contra JxCat y ERC, a los que ha acusado de haber acabado con el mandato del 1-O. «JxCat con el independentismo mágico de su simbolismo y ERC con el independentismo mágico de un diálogo con el Estado sin autodeterminación y sin amnistía», ha afirmado el diputado Carles Riera. Para la CUP, tanto JxCat como Esquerra son cómplices de la represión y ambos han regresado al autonomismo.