El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, acompañado por la consellera de la Presidéncia, Laura Vilagrà y del vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró. / efe

El Govern confirma que dos exconsejeros también fueron espiados por Pegasus

El Gobierno catalán está convencido de que saldrán «más» casos

CRISTIAN REINO Barcelona

El Gobierno catalán ha confirmado este miércoles que dos exconsejeros del Govern de la pasada legislatura y un alto cargo de la administración catalana también fueron espiados por el programa Pegasus. La lista de 65 dirigentes nacionalistas vascos y catalanes que hizo público el reportaje de New Yorker a partir de la investigación de Citizen Lab, entidad adscrita a la Universidad de Toronto, irá a «más», según ha afirmado este miércoles el vicepresidente de la Generalitat y consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró.

Los dos exconsejeros espiados son Meritxell Budó, exconsejera de Presidencia y portavoz del Ejecutivo catalán en la pasada legislatura, y Damià Calvet, exconsejero de Política Territorial y actual presidente del Puerto de Barcelona. El tercer espiado es el jefe de gabinete de Puigneró, Iván Monforte. «Creemos que habrá más nombres», ha asegurado el vicepresidente. El de Budó ya aparecía en la lista de Citizen Lab, pero lo que ha hecho el Govern es confirmar que su teléfono estaba infectado por el programa malicioso.

Los espionajes a estas tres personas se llevaron a cabo antes de 2020. El Govern estudio sus móviles a raíz de saberse que el terminal del expresidente del Parlament, Roger Torrent, fue espiado por Pegasus. Fue el primer caso que trascendió, hace ya año y medio como víctima del software de la firma NSO y la Generalitat pidió entonces a sus consejeros y altos cargos que permitieran analizar sus móviles. Se prestaron once de ellos. De los once, tres han dado positivo como infectados.