Juan Carlos Monedero y Pablo Iglesias.

La defensa de Podemos ve «nula» la investigación judicial a Monedero

El cofundador del partido, que está citado el 15 de marzo por una factura sospechosa, recibe el respaldo de los abogados del partido en un escrito que desacredita el informe policial

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

La defensa de Podemos en la causa que investiga al partido por delito electoral y/o financiación irregular ha presentado un escrito al juzgado en el que desacredita la investigación abierta a Juan Carlos Monedero. El cofundador de la formación morada está citado el próximo 15 de marzo para responder por la factura emitida a la mercantil Neurona Consulting por servicios de consultoría valorados en 26.200 euros.

Los abogados entienden que la pieza separada y secreta instruida por el juez Juan Jose Escalonilla es «nula» o «muy deficitaria», después que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía sustentara sus sospechas por un pago de la consultora a Monedero. Neurona Consulting es la misma empresa que está siendo investigada por la Fiscalía de Bolivia en relación a adjudicaciones del Gobierno de Evo Morales.

La factura fue fechada el último domingo de diciembre de 2018, recoge un servicio de 300 horas de «consultoría presencial» en Argentina, Colombia y México y Monedero ingresó los 26.200 euros en su cuenta en enero siguiente. El banco había pedido una justificación previa tras congelar la transferencia. Para la UDEF, esta factura tiene visos de ser «falsa». Las sospechas residen en la fecha de emisión y en su formato: quien la expide es Neurona Consulting cuando se supone que Monedero es el que presta el servicio. Tampoco consigna receptor y está numerada con el uno, como si en todo aquel año la consultora no hubiese tenido actividad.

El juez y la Policía Judicial sospechan que aquel pago «tuvo relación con la posterior fundación o constitución de la sociedad mercantil Neurona Comunidad y con la presunta contratación a ésta por parte de la coalición Unidas Podemos». En abril de 2019 el partido abonó 363.000 euros a la sociedad por sus servicios. Un gasto electoral que el Tribunal de Cuentas remitió a la Fiscalía por su presunta irregularidad.

Sin nexos

Los abogados de Podemos argumentan ahora que «no existe nexo alguno» entre lo investigado sobre Monedero y el presente objeto de la causa. «El informe parte de la conclusión a la que quiere llegar, y es que existiría un nexo entre una factura que ya se presume elaborada 'ad hoc' y la constitución de una sociedad en el marco de la campaña de las elecciones generales del 28 de abril. Nexo que todavía se desconoce, ya que más que una conclusión la hipótesis de la UDEF planteada en condicional no concreta en qué consiste la supuesta conexión», señala el escrito.

Para los investigadores, la tesis es que ese dinero que cobró Monedero puede tener «relación» con la creación en España de la empresa Neurona Comunidad, filial de la matriz mexicana Neurona Consulting, y su contratación de servicios de consultoría con Unidas Podemos.

El escrito de la formación responde en que los investigadores «obvian mencionar un dato relevante» y es que cuando Monedero cobró aquel dinero -la factura es de 30 de diciembre de 2018-, ni se habían convocado elecciones ni estaban en el horizonte, pues fue una decisión sobrevenida del presidente del Gobierno tras el fracaso parlamentario de su ley de Presupuestos Generales del Estado en febrero de 2019.

Según expone la defensa, a la luz de lo actuado en esa pieza bajo secreto, «la limitación del derecho de defensa de las personas investigadas que se ha impuesto no se compadece ni con la entidad de los hechos investigados ni con la trascendencia de las diligencias de investigación interesadas» y, además, era «innecesario», porque lo que se estaba analizando era un movimiento bancario (fiscalizado) que es «prácticamente imposible manipular».