Borrar
Directo Clavijo aborda la movilización contra la masificación turística en el Parlamento canario
Pedro Sánchez se reune con Mohamed VI en Rabat en abril de 2022. R.C.
La cumbre entre España y Marruecos se celebrará el 1 de febrero en Rabat

La cumbre entre España y Marruecos se celebrará el 1 de febrero en Rabat

Pedro Sánchez y una delegación del Gobierno viajarán al país vecino para una cita bilateral que no se celebraba desde 2015 y a la que no asistirán ministros de Unidas Podemos

Miércoles, 11 de enero 2023, 11:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tras posponerse a lo largo de toda la legislatura por los altibajos en las relaciones entre ambos países, España y Marruecos celebrarán finalmente la reunión de alto nivel en Rabat los próximos 1 y 2 de febrero. Así lo ha confirmado este miércoles desde Niamey (Níger) el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, que se encuentra en estos momentos de gira oficial por varios países de África. El máximo representante de la diplomacia española también ha asegurado que en esta cumbre se firmarán «un buen número de acuerdos».

La reunión de alto nivel, no se celebraba desde 2015, con Mariano Rajoy en la Moncloa, contará con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y buena parte de los ministros socialistas. Tanto la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, como el resto de ministros que representan a Unidas Podemos no participarán en la reunión. Se espera una contrapartida similar desde el otro lado, con una nutrida delegación del Ejecutivo que dirige el primer ministro, Aziz Ajanuch

Moncloa ya tuvo programada en su agenda esta cumbre en dos ocasiones anteriores, una en el 2020 y otra en el 2021, pero las dos fueron suspendidas por Marruecos. El deterioro de las relaciones fue en aumento desde el inicio del mandato de Sánchez, cuando como presidente del Gobierno hizo su primer viaje oficia a Portugal y no a Marruecos, como venía siendo una tradición. Ahora, los dos países dan cumplimiento a lo acordado durante la reunión mantenida entre Sánchez y el rey Mohamed VI el pasado 7 de abril en la capital marroquí.

El suceso que marcó de forma más negativa las relaciones entre Marruecos y España fue la decisión de acoger en abril de 2021 al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, para ser atendido en un hospital de Logroño, aquejado de coronavirus. Fue la gota que colmó el vaso para el Gobierno marroquí, que consideró el hecho como un acto de enemistad contra su país.

La crisis se saldó con la entrada masiva de 10.000 ciudadanos marroquíes, muchos de ellos menores, de forma irregular en Ceuta el 17 de mayo de dicho años. Estos cruzaron la valla o bordeando a nado los espigones marítimos fronterizos del Tarajal y Benzú. La oleada migratoria se produjo ante la pasividad de las fuerzas de seguridad de Marruecos, que no quisieron contener la salida de esas personas. Sánchez, tras condenar estos hechos a los que el Gobierno llegó a calificar de «invasión», acabó sacando del Gobierno en julio a la entonces ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, una decisión aplaudida por el Ejecutivo marroquí.

Postura sobre el Sáhara

Las relaciones dieron un giro cuando Sánchez envió en marzo pasado una carta a Mohamed VI, en la que afirmaba que el plan de autonomía marroquí para el Sáhara, presentado en 2007, es «la base más sólida, creíble y realista» para una solución al conflicto. La decisión volvió a rebajar la tensión entre Madrid y Rabat, pero abrió un nuevo frente de discordia con Argelia, que anunció su salida del tratado de amistad hispano-argelino.

En el encuentro que se celebrará el 1 de febrero, que ha sido preparado entre Albares y su homólogo marroquí, Nasser Bourita, a lo largo de siete reuniones, se abordarán temas de inmigración, defensa y seguridad. Además supondrá la constatación de la buena marcha de las relaciones diplomáticas, a tres meses de la celebración de las elecciones autonómicas y municipales.Pese a que la hoja de ruta va cumpliéndose y que se reactivó la operación paso del Estrecho, aún no se ha restablecido el tráfico de mercancías.

Albares ha destacado que la cumbre permitirá repasar toda una serie de temas dentro de lo que es una «relación estrecha, importante y sólida» y que «se ha reforzado» a lo largo de este último año, como lo demuestra el descenso en un 26% de las llegadas de migrantes irregulares o el incremento en un 30% del comercio.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios