La secretaria general de Esquerra, Marta Rovira. / REUTERS

ERC admite que «seguramente» no pactará un referéndum en la mesa de diálogo

Lo ha verbalizado la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, en una entrevista en Catalunya Ràdio, el día en que se cumplen cuatro años desde que decidió huir a Ginebra para no afrontar el proceso judicial como el resto de los dirigentes independentistas

CRISTIAN REINO Barcelona

Por primera vez, ERC ha admitido este martes que de la mesa de diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat para buscar una salida al pleito catalán no saldrá un acuerdo para celebrar un referéndum sobre la independencia de Cataluña. Lo ha verbalizado la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, en una entrevista en Catalunya Ràdio, el día en que se cumplen cuatro años desde que decidió huir a Ginebra para no afrontar el proceso judicial como el resto de los dirigentes independentistas, entre ellos el presidente de ERC, Oriol Junqueras. Los republicanos llevan meses insistiendo en que su objetivo es negociar un referéndum con el Gobierno central, además de la amnistía para los encausados del 'procés', en el marco de la mesa de diálogo, que está en estos momentos parada, a la espera de que la Moncloa y el Palau de la Generalitat sean capaces de pactar una fecha para la próxima reunión y acerquen posiciones sobre los asuntos a tratar y sobre algún eventual acuerdo. El Gobierno ha reiterado por activa y por pasiva que no negociaría un referéndum. «Seguramente no saldremos con un acuerdo para un referéndum», ha admitido Rovira. Pere Aragonès, en cambio, insiste en la reivindicación de máximos.

La número 2 de ERC mantiene desde el primer día la tesis de que el independentismo debe apostar fuerte por el diálogo con el Ejecutivo central. Aduce dos motivos. Por si existe alguna posibilidad de acordar una consulta, que ya admite que no es viable, y además para evidenciar ante la comunidad internacional que Sánchez «no está a la altura» y no se implica al máximo en la resolución del conflicto catalán, lo que a su juicio abriría la puerta a poder empezar a explorar otras vías, como la unilateral, tal y como recoge la hoja de ruta de la formación republicana aprobada recientemente. Fuentes de ERC sitúan la próxima reunión de la mesa de diálogo antes de finales de abril. Y se apunta a un posible avance en una cuestión que el Govern catalán ha situado como clave como es el blindaje de la inmersión lingüística y la escuela en catalán. La mesa sigue sin fecha y en la parte catalana continúan las discrepancias entre ERC y Junts sobre la utilidad de este foro. Los de Puigdemont no asistieron a la primera reunión celebrada en septiembre y de momento mantienen el veto.

Rovira ha salido en defensa de Gabriel Rufián, quien la semana pasada cargó contra Carles Puigdemont y su entorno por mantener contactos con el Kremlin para buscar el apoyo a la independencia. «En estos momentos que Rusia es un Estado que declara la guerra contra Ucrania de una forma tan radical, que alguien esté intentando establecer vínculos entre el independentismo y Rusia a nivel internacional nos hace un daño absoluto», ha dicho Rovira. La portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, ha replicado que no da por cerrada la crisis con ERC porque entiende que Rufián no rectificó sus palabras sobre Puigdemont.