Pastor invita a Torra al Congreso para dialogar dentro de la legalidad

04/09/2018

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, inició este martes el curso político con una invitación al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que acuda al Congreso a explicar sus posicionamientos políticos, escuchar los de otros partidos y dialogar dentro de la legalidad de la Constitución.

En el día en el que Torra pronuncia una conferencia en el Teatro Nacional de Cataluña sobre el rumbo político para los próximos meses y los planes para desplegar su proyecto independentista, Pastor ha instado a Torra a que vaya al Congreso porque es en las instituciones "donde tiene que hablar".

Así lo ha manifestado en un desayuno informativo en el que ha advertido de que en el Congreso hay espacio para los distintos planteamientos políticos siempre que estén "dentro de la ley" y, "si no, cambiemos la ley", ha apostillado,

Pero, aunque ha admitido que la Constitución puede cambiarse, Pastor se ha decantado por defenderla desde todos los partidos políticos.

"Me entristece que algunos piensen que la defensa de la Constitución es cuestión de posiciones partidistas", ha reprochado y ha dicho no entender que algunos representantes políticos no acudan a actos por el aniversario de la Carta Magna.

A su juicio, tendrían que estar todos los partidos celebrando la Constitución, aunque se quiera cambiar.

La libertad para estos cambios está en el propio texto, pero lo que no está es la "falta de respeto" a la Carta Magna, ha apuntado Pastor, tras haber indicado que en defensa de esta normativa básica del Estado hay que "rechazar el chantaje de los separatistas" y defender la integridad de España.

Por eso, ha instado a Torra a mantener un "diálogo constructivo y respetuoso" dentro de la ley en el Congreso.

Independencia y autodeterminación

Tras conocer la invitación de Pastor, y a la salida de este foro, el portavoz de PDeCAT, Carles Campuzano, ha advertido a la presidenta del Congreso de que, si hace esta invitación, debe estar dispuesta a "hablar de independencia, de Estado propio y de autodeterminación", porque estas son las cuestiones de las que hablaría Torra.

Campuzano ha recriminado que Puigdemont se ofreció a explicar sus reivindicaciones en el Congreso el pasado otoño y que Pastor "no aceptó". "No sé si la señora Pastor ha cambiado de posición", ha agregado.

A su llegada al Congreso para participar en la reunión de la Mesa y a preguntas de los periodistas, Pastor no ha querido especificar cuál cree que debería ser la fórmula por la que Torra compareciese en la Cámara Baja.

Pero fuentes parlamentarias han recordado al respecto que debería ser o bien defendiendo una iniciativa de ley o bien compareciendo en comisión, es decir, utilizando siempre un formato reglamentario y no pronunciando una mera conferencia, como en su momento, apuntan, pretendió Puigdemont.

Dique de contención

Pastor ha sido presentada por el líder del PP, Pablo Casado, quien ha asegurado, ante la conferencia de Torra esta tarde, de que "cualquier pretensión de ruptura de nuestra historia tendrá como dique de contención al PP".

Y ha insistido en que su partido "no va a tolerar" que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pueda proponer una consulta en Cataluña "ocultada como de autogobierno", cuando la única pretensión de los independentistas es la autodeterminación.

Al nuevo líder del partido, Pastor le ha brindado su "lealtad y su trabajo", en una intervención en la que ha anunciado también que este jueves presentará en el Congreso, junto a Sánchez y el presidente del Senado, Pío García Escudero, los actos conmemorativos del cuarenta aniversario de la Constitución española.

Más feminista

Pero, aparte del aniversario de la Constitución y el conflicto catalán, la presidenta ha hablado de su postura ante la reclamación de que el Congreso de los Diputados pase a llamarse también "y de Diputadas".

Tras aclarar que ella es "cada día más feminista" y admitir que antes no lo era, Pastor ha instado a no distraerse de lo importante en la lucha por la igualdad entre los hombres y mujeres. Ha considerado que, aunque hay que intentar que la lengua no discrimine, "la guerra no está en el lenguaje".

Así que "tonterías, las justas", ha aseverado, ya que siguiendo por este camino tendría que decir en el Congreso "señorías y señoríos", lo que en su opinión despertaría la risa de la gente.