Oramas mantiene la desobediencia y vota no

El voto de la diputada no es decisivo pero revela la fractura en CC y dinamita la confluencia del nacionalismo canario

EFE

La parlamentaria hizo caso omiso al mandato de su partido y a la advertencia de expediente.

A su lado estaba Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, que votó sí a la investidura. De esta forma, los dos partidos que fueron juntos a las urnas en noviembre han votado de forma radicalmente diferente.

La decisión de Oramas ha provocado gran malestar en las filas de CC, unos por desobedecer y otros por los efectos sobre esa confluencia. Pero conviene tener presente que CC de Tenerife había decidido votar no a la investidura.

a diputada de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, ha confirmado la decisión que anunció este sábado de votar 'no' a la investidura del socialista Pedro Sánchez desoyendo la decisión que adoptó su partido por unanimidad de abstenerse en la votación.

En este sentido, la formación nacionalista canaria ya anunció en la jornada de ayer que actuará aplicando sus estatutos ante cualquier indisciplina que se produjera.

Por su parte, el socialista Pedro Sánchez no ha logrado ser investido este domingo presidente del Gobierno, pues aun cuando ha obtenido más votos a favor que en contra en el Pleno del Congreso, concretamente uno más, no ha alcanzado la mayoría absoluta que exige la Constitución para el primer intento. Su elección ha quedado pendiente para una segunda votación, el próximo martes, 7 de enero.

En concreto, el líder del PSOE ha recabado el apoyo de 166 diputados: 120 del PSOE, 34 de Unidas Podemos (ha faltado una parlamentaria de En Comú por enfermedad), seis del PNV, tres de Más País-Equo-Compromís y los otros tres que suman los representantes de Teruel Existe, Nueva Canarias y Bloque Nacionalista Galego (BNG).

Por contra, el bloque del 'no' ha sumado 165 escaños: los 88 del PP, los 52 de Vox, los 10 de Ciudadanos, los 8 de Junts per Catalunya, los dos de la CUP, los otros dos de Unión del Pueblo Navarro (UPN), uno de Foro Asturias, otro del Partido Regionalista Cántabro (PRC) y otro más de Oramas.

En la votación, pública y por llamamiento, ha habido también 18 abstenciones de los 13 diputados de Esquerra Republicana (ERC) y los cinco de EH Bildu.

Así las cosas, la investidura de Sánchez no ha sido posible este domingo, víspera del Día de Reyes, ya que en este primer intento necesitaba alcanzar la mayoría absoluta de la Cámara (176 votos).

La Constitución prevé una segunda vuelta, que deberá tener lugar a las 48 horas, cuando ya sólo hará falta tener más votos a favor que en contra. Será el próximo martes, día 7, no antes de las 12.45 del mediodía.

Para que Pedro Sánchez logre ser investido ese día, y dado lo ajustado de la votación, será preciso que no haya más bajas en las filas de los partidarios de la investidura.