Los alcaldes de Don Benito y Villanueva junto a los portavoces municipales. / SOL GÓMEZ

Fusión Don Benito y Villanueva

Los nombres Concordia del Guadiana y Mestas del Guadiana quedan desechados

Los portavoces municipales de ambas ciudades extremeñas se reunirán para determinar el procedimiento a seguir para decidir el nombre definitivo

SOLEDAD GÓMEZ

La nueva ciudad resultante de la unión entre Don Benito y Villanueva de la Serena no se llamará Concordia del Guadiana ni Mestas del Guadiana. Así lo han anunciado esta mañana los alcaldes de ambos municipios, Miguel Ángel Gallardo y José Luis Quintana, en una comparecencia junto a los portavoces de los demás partidos municipales.

«No podemos hacer oídos sordos a la opinión pública, ya que ni en una ni en otra ciudad han entendido esas nuevas denominaciones», ha indicado Gallardo. Dado que los dos topónimos no han encontrado suficiente respaldo social como para llevarlos a votación plenaria, los ediles han decidido no continuar adelante con las denominaciones anunciadas el pasado martes por la noche.

En el transcurso de la comparecencia, el alcalde villanovense ha reconocido que cuando decidieron crear la comisión de expertos «nos equivocamos». No obstante, han insistido en el trabajo «extraordinario» realizado por las catorce personas que la componen, y han reivindicado «su trabajo honesto, transparente y el haber llegado a una conclusión». Un agradecimiento que les han trasladado por videoconferencia esta mañana, además de pedirles disculpas, tras la reunión de todos los portavoces.

Dado que la fusión no tiene sentido «sin un consenso», los portavoces de todas las fuerzas políticas con representación municipal se reunirán para determinar el procedimiento a seguir para la elección del nombre «a partir del consenso».

El objetivo, ha dicho Quintana, será llegar a un acuerdo suficiente y que sea respaldado por la ciudadanía. Aunque no han concretado plazos para llegar al consenso o a la nueva denominación, han aclarado que será lo van antes posibles «y no saldremos de la reunión hasta no tener un acuerdo».

El trabajo de la comisión encargada de los nombres queda por tanto cerrada, según han manifestado «dejando claro que no han cobrado, si no que les ha costado dinero porque se han tenido que desplazar, por lo que no hemos sido justos», ha concluido Miguel Ángel Gallardo.