Muchas horas pero sin acuerdo

06/09/2019

Las delegaciones del PSOE y Unidas Podemos se pasaron la tarde de este jueves encerradas en el Congreso de los Diputados pero las diferencias continúan. Desde el partido de Iglesias se acusa a los socialistas de mantener posiciones inflexibles

La portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso, Ione Belarra, manifestó la preocupación de su formación tras más de cuatro horas de reunión con el PSOE para buscar un acuerdo de investidura porque, a su juicio, la posición socialista fue «inamovible», al insistir en la vía del «partido único» en el Gobierno.

«Nos vamos sinceramente preocupadas porque básicamente se han limitado a presentarnos un programa electoral», dijo Belarra al término del encuentro, en el que, según su interpretación, las interlocutoras del PSOE «se han mostrado profundamente inamovibles en las posiciones en las que ya se mantenían».

En este sentido, lamentó que las socialistas se hayan limitado a presentar «una tercera vía que en realidad es la primera y la única vía que ha mantenido el PSOE, que es la del partido único».

Pese a ello, las dos delegaciones se emplazaron a mantener el contacto en los próximos días para «seguir hablando» y «si es posible», añadió la diputada de Unidas Podemos, fijar otra reunión.

Por parte del PSOE participaron en las conversaciones la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, y la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra.

Junto a Belarra, el equipo negociador de Unidas Podemos estaba formado por el diputado Pablo Echenique y representantes de las confluencias En Comú Podem, Jaume Asens, Equo, Juantxo Uralde, Izquierda Unida, Enrique Santiago, y Galicia en Común, Yolanda Díaz.

Cara a cara

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, protagonizarán el miércoles que viene en el Congreso un nuevo cara a cara tras la investidura fallida de julio, y será con ocasión del primer pleno de control al Ejecutivo de la legislatura.

«¿Qué balance hace el presidente de su labor durante los meses que lleva en funciones?» es la pregunta que Iglesias lanzará a Sánchez el miércoles durante la sesión de control, que tendrá lugar después del pleno sobre las dos últimos cumbres de la UE celebradas en junio y en julio, cuyos contenido y acuerdos explicará el presidente.

La pregunta, siempre y cuando Iglesias no sea el representante de Unidas Podemos que intervenga en el debate europeo anterior, supondrá la primera confrontación entre ambos líderes tras las tensas intervenciones que efectuaron durante el debate de investidura de julio.

Y tendrá lugar en un contexto de incertidumbre si para entonces las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos para desatascar la investidura no han avanzado. Iglesias preguntará a Sánchez, al igual que el líder del PP, Pablo Casado, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

El primero ha registrado una cuestión sobre la valoración del presidente en funciones de la situación del país, en tanto que el segundo, otra acerca de si «la actual situación política actual responde a las necesidades de la sociedad española».

Así que los máximos responsables de los tres principales grupos de la oposición, PP, Cs y Unidas Podemos, se centrarán en los meses en funciones que lleva el Gobierno, desde las elecciones del 28 de abril.

Durante este tiempo, Sánchez inició contactos días después de los comicios, se constituyeron las Cortes y comenzó la legislatura el 21 de mayo y se celebraron las elecciones europeas, autonómicas y municipales del 26 de mayo.