El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. / EFE

Malí pide explicaciones a Albares tras no descartar este una intervención militar

Considera «antipáticas» las palabras del ministro de Exteriores en la cumbre de la OTAN alertando de la expansión de Rusia en elSahel

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

El objetivo de España para que la OTAN incluyera una mención especial al flanco sur en el Concepto Estratégico de Madrid ha tenido repercusiones en la otra orilla del Mediterráneo. Este sábado se conoció que el Gobierno de Malí llamó a consultas el viernes al embajador español en Bamako, José Hornero Gómez, para pedir explicaciones sobre los comentarios realizados por el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, en los que no descartaba una intervención de la Alianza Atlántica en el continente africano ante la amenaza del yihadismo o la expansión de la presencia rusa.

«El embajador español ha sido citado para explicar las inaceptables, antipáticas y reprochables declaraciones del ministro español de Asuntos Exteriores sobre Malí», señaló este sábado el ministro de Exteriores maliense, Abdoulaye Diop, en declaraciones a la cadena ORTM7.

Albares, que calificó como un «éxito» la cumbre de la OTANcelebrada esta semana en España, había citado particularmente a Malí entre los territorios a tener en cuenta como amenaza de la organización durante la próxima década. Además de la expansión yihadista, el máximo responsable de la diplomacia española denunció la presencia del grupo de mercenarios ruso Wagner para auxiliar a la junta golpista que ahora controla el país.

El Gobierno lo niega

Sin embargo, Moncloa defendió este sábado que «en ningún momento se ha solicitado ni durante la cumbre ni en ninguna intervención, misión o algún tipo de actuación en Malí de la Alianza». Es más, asegura que el encuentro entre el embajador español y su homólogo maliense del viernes fue una ocasión para «reafirmar los profundos lazos de amistad y cooperación y amistad con Malí», así como su compromiso para «continuar impulsando relaciones pacíficas y amistosas con Malí».

Lo cierto es que el pasado jueves, en una entrevista en RNE, Albares reconoció explícitamente que «si fuera necesario y si se concretara una amenaza para nuestra seguridad, por supuesto se haría», en respuesta a la posibilidad de una intervención militar de la OTANen Malí. «Rusia está cada vez más presente en África, evidentemente, la OTAN tiene que mirar también a esa frontera sur», añadió.