Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 22 de febrero
Los presos del ‘procés’ no podrán salir de prisión para pasar en casa el confinamiento

Los presos del ‘procés’ no podrán salir de prisión para pasar en casa el confinamiento

Las juntas de tratamiento de las cárceles rechazan esta medida para los nueve dirigentes independentistas tras los avisos del Supremo.

Cristian Reino / Barcelona

Jueves, 1 de enero 1970

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las juntas de tratamiento de los centros penitenciarios de Cataluña han aprobado esta mañana que 15 personas reclusas en segundo grado y a los que se les aplica el artículo 100.2 del reglamento penitenciario puedan pasar el confinamiento por coronavirus en su casa transitoriamente, durante la emergencia. Estos quince reos pertenecen a los penales de mujeres de Barcelona y al de Cuatro Caminos, en la Roca del Vallès. El 15% de los presos que hay en Cataluña en estas circunstancias (segundo grado y con el 100.2 aplicado) podrán pasar el confinamiento en casa. El resto, entre los que se incluyen los presos del ‘procés’, no tienen la autorización para salir y deberán permanecer en prisión durante la emergencia sanitaria.

Salvo dos centros penitenciarios, todos los demás han descartado esta mañana que los presos puedan confinarse en casa en régimen de semilibertad. La decisión de las juntas de tratamiento de las prisiones llega después de que el Tribunal Supremo advirtiera el martes pasado a los funcionarios y a los directores de las cárceles que podrían estar incurriendo en un delito de prevaricación si autorizaban la salida de los reos y señaló que se dirigiría a las juntas de tratamiento y a los directores de los penales «para que a la mayor brevedad expliquen el fundamento jurídico que justifica esa decisión».

El Supremo reaccionó de urgencia, después de que el martes, el Departamento de Justicia se dirigiera a las direcciones de los centros penitenciarios para que estudiaran, caso por caso, la posibilidad del confinamiento domiciliario de las personas con un segundo grado flexibilizado con un 100.2. El objetivo de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la víctima era, según informó la Consejería de Justicia, reducir al mínimo la población reclusa para limitar el riesgo de contagio en las cárceles. «Se trata de una iniciativa del Gobierno catalán, instada también por las Naciones Unidas y el Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa», según Justicia.

Según la Generalitat, trata de minimizar la población y el riesgo de contagio en el interior de los centros penitenciarios desde el principio de la crisis. El confinamiento domiciliario de personas con el 100.2 se suma al de la mayoría de los terceros grados. Antes de la emergencia sanitaria, los presos que dormían en casa cada día eran 325 y sólo representaban el 19% de las 1.700 personas privadas de libertad y clasificadas en tercer grado. En cambio, desde el 13 de marzo, la Generalitat ha aplicado esta medida a 848 presos más, que equivalen a la mitad de los terceros grados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios