Borrar
La princesa Leonor. EP

Leonor se da un baño de masas en Zaragoza: «Lo que he vivido aquí supera con creces lo que pensaba hace diez meses»

La princesa de Asturias recibe el homenaje de las instituciones aragonesas en sus últimas semanas de formación en la Academia Militar de Zaragoza

S. Rodríguez

Martes, 21 de mayo 2024, 10:47

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La princesa Leonor se ha dado este martes un baño de masas. La heredera a la Corona ha recibido en Zaragoza, ciudad en la que el pasado mes de agosto inició su formación militar, el homenaje de las instituciones aragonesas como forma de agradecimiento y también de despedida. En la capital maña permanecerá hasta el 3 de julio, cuando recibirá su despacho de alférez, y un mes después ingresará en la Academia de la Armada de Marín, en Pontevedra, para continuar con una instrucción que culminará a principios de verano de 2026 en la Academia del Ejército del Aire de San Javier, en Murcia.

En una jornada en la que a la Princesa se le ha podido ver visiblemente emocionada durante la entrega de las Medallas de Aragón y de las Cortes de Aragón, así como el título de Hija Adoptiva de Zaragoza, Leonor ha dicho sentirse «una aragonesa más» y «una maña más» durante una etapa en la que «lo que he vivido aquí supera con creces lo que pensaba hace diez meses» cuando llegaba a la academia. «Aterricé en la Academia General Militar con ilusión y muchas ganas de aprender y conocer tanto a mis compañeras y compañeros de promoción, como de las otras promociones con las que he compartido este año», reconoció la Princesa de Asturias, al tiempo que destacó que aquí no solo se ha formado como cadete: «Descubrir la exigencia académica e intelectual, física y técnica que eso significa, me hace apreciar aún más al Ejército de Tierra y a nuestras Fuerzas Armadas».

«Lo que vivimos mientras nos formamos en la Academia nos une para siempre y nos hace madurar y crecer gracias al compañerismo, a la guía de mandos y profesores y a todas las personas que nos impulsan para seguir avanzando y mejorando. Aquí hemos jurado bandera, aquí hemos superado momentos que requerían esfuerzo y gran trabajo de equipo, aquí hemos disfrutado y sufrido juntos y, sobre todo, aquí hemos aprendido mucho», ha añadido Leonor antes de concluir con una mención a su padre. Recordó que Felipe VI vivió «de un modo parecido» la entrega de estas distinciones hace casi 30 años y que en estos días han hablado «mucho de ello». «Seguir sus pasos significa mucho para mí», ha remachado.

La princesa de Asturias, Leonor de Borbón, sonríe al público después de recibir, de manos de la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, el bastón de mando, la máxima distinción que concede el Ayuntamiento de Zaragoza. Efe
La princesa de Asturias, Leonor de Borbón, saluda al público después de recibir sendos homenajes por parte de las principales instituciones aragonesas. Efe
La princesa de Asturias, Leonor de Borbón, pronuncia unas palabras durante uno de los homenajes. Efe
La Princesa Leonor saluda a los ciudadanos a su llegada a La Seo del Salvador de Zaragoza. EP
La Princesa Leonor junto al presidente de Aragón, Jorge Azcón. EP

1 /

Los actos de reconocimiento ha comenzado en el Palacio de La Aljafería, donde a la princesa de Asturias se le ha impuesto la Medalla de las Cortes de Aragón, máxima distinción de la comunidad autónoma, como «muestra de cariño del pueblo aragonés y recuerdo imperecedero de un periodo relevante de su vida en Aragón», ha destacado el presidente de la comunidad, Jorge Azcón.

En la ceremonia se ha recordado que también don Felipe está en posesión de esta medalla, creada en el año en que la recibió, en 1986, cuando también él entró como cadete en la Academia Militar de Zaragoza. La Medalla de las Cortes se creó con el objetivo de prestigiar la labor de personas, organizaciones o centros de reconocida identidad social su trabajo en la defensa de los valores e identidad aragonesas.

Tras firmar en el Libro de Honor de las Cortes, doña Leonor se ha desplazado al Ayuntamiento de Zaragoza, donde se le ha concedido el título de Hija Adoptiva de la ciudad. Una distinción con la que se pretende «dejar constancia del afecto de la ciudad por la princesa de Asturias» y como muestra de agradecimiento de su vinculación con una ciudad en la que la heredera a la Corona ha podido sentirse como una joven más en sus salidas con sus compañeros de la Academia Militar.

Imagen principal - Leonor se da un baño de masas en Zaragoza: «Lo que he vivido aquí supera con creces lo que pensaba hace diez meses»
Imagen secundaria 1 - Leonor se da un baño de masas en Zaragoza: «Lo que he vivido aquí supera con creces lo que pensaba hace diez meses»
Imagen secundaria 2 - Leonor se da un baño de masas en Zaragoza: «Lo que he vivido aquí supera con creces lo que pensaba hace diez meses»

De ahí, la princesa Leonor se ha desplazado a pie hasta la catedral, momento en el que los zaragozanos han aprovechado para ovacionar y saludar a una joven que se ha mostrado durante toda la jornada muy ilusionada y, por momentos, emocionada. En la Seo, la primogénita de los reyes Felipe y Letizia, que este miércoles celebrarán en la intimidad sus veinte años de matrimonio, ha recibido la Medalla de Oro de Aragón, que otorga el ejecutivo autonómico, al «hacerse merecedora del afecto general del pueblo aragonés y haber mostrado una especial sensibilidad hacia esta tierra».

Hace 38 años, al entonces príncipe Felipe también le entregaron las máximas condecoraciones de Aragón, aunque por separado, no todas en un mismo día. Recibió la Medalla de las Cortes el 10 de mayo de 1986 y fue nombrado Hijo Adoptivo de Zaragoza una semana después, el día 16. La distinción del Gobierno de Aragón no le llegó hasta junio de 1989, una vez que completada su formación militar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios