El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (c) junto con el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda (i) y el presidente de Letonia, Egils Levits (d). / EFE

Cumbre OTAN Madrid 2022

La OTAN toma la iniciativa

En Madrid renace una organización que afronta con decisiones contundentes y que exigirán sacrificios, las amenazas de Moscú

Javier Fernández Arribas
JAVIER FERNÁNDEZ ARRIBAS

La Cumbre de la OTAN en Madrid ha tomado la iniciativa frente a las amenazas que representa la agresión rusa en Ucrania, además de sus ataques cibernéticos y sus injerencias con noticias falsas y propaganda, China y sus malévolos movimientos económico-comerciales, ciberataques y su rearme militar, y, en el flanco sur, la reagrupación terrorista en la región del Sahel, las mafias criminales que trafican con personas, armas, drogas, animales y todo lo que pueden, las oleadas incontroladas de inmigrantes, el control y uso chantajista de la energía y materias primas en África, y, otra novedad, es la irrupción de la Alianza Atlántica en la lucha contra el cambio climático y el impulso de un fondo específico, DIANA, para el desarrollo tecnológico como acelerador de innovación de defensa. La ampliación de la organización con la entrada en pocos meses de Suecia y Finlandia supone el mayor golpe de efecto dirigido al presidente ruso, Vladimir Putin.

En Madrid renace una OTAN que afronta con decisiones contundentes y que exigirán sacrificios, las amenazas de Moscú. El despliegue de 300.000 efectivos en el flanco este de la Alianza y el reforzamiento de la defensa antimisiles en la base española de Rota representan una clara voluntad de no volver la cara al desafío lanzado por Putin en Ucrania y lanzar un mensaje de fuerza ante quien pretende utilizar la violencia para conseguir sus objetivos.

De momento, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirma categórico que Rusia no va a ganar en Ucrania y anuncia un nuevo programa de envío de armas por valor de 800 millones de dólares. Más allá del contenido, de las palabras que contiene el nuevo Concepto Estratégico y de los planes a desarrollar, hay que hacer frente al día a día. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, insistió en la cumbre en la necesidad de recibir más armas pesadas para poder resistir, mientras el mensaje a Putin del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, es exigirle que pare la agresión.

La respuesta rusa no se ha hecho esperar y Putin ha relativizado la importancia de los movimientos de la OTAN, mientras su ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, acusaba a la Alianza de violar los acuerdos de los años 90 que rigen las relaciones entre Rusia y la Alianza Atlántica. China también recibe una seria advertencia de los aliados y los grupos terroristas y mafias criminales en el flanco sur africano deben asumir que la impunidad con la que actúan en la región del Sahel debe tocar a su fin. Está claro que la Alianza defenderá todo el territorio de los países miembros y zanja una discusión localista en España. Por cierto, excelente organización española de una cumbre histórica con el rey Felipe VI a la cabeza.