Comín pide a la Mesa delegar su voto y allana el camino para una investidura

23/04/2018

El exconseller y diputado de ERC Antoni Comín trasladó este lunes a la Mesa del Parlament una petición para poder delegar su voto, lo que en caso de ser aceptado allanaría el camino para la investidura de un nuevo presidente de la Generalitat sin que sea necesario el apoyo de la CUP.

La petición fue registrada en plena Diada de Sant Jordi, una jornada este año atípica, sin Govern y sin los actos institucionales que tradicionalmente se organizan -no ha habido ni misa ni bendición de rosas en el Palau de la Generalitat-, debido a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Comín, que se encuentra en Bélgica pendiente de saber si es extraditado o no en virtud de la euroorden impulsada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, alega en su escrito de petición a la Mesa que su situación actual lo "incapacita" para asistir a los plenos del Parlament, por lo que delega su voto en el portavoz del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià.

Si la Mesa, en la que las fuerzas independentistas disponen de mayoría, acepta la delegación de voto de Comín como ya ha hecho en el caso del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, JxCat y ERC ya tendrán suficientes votos para investir a un nuevo president sin necesitar el apoyo de la CUP.

En el último pleno, el pasado 5 de abril, Puigdemont ya pudo votar, delegando en la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, al igual que los diputados de su grupo que se encuentran en prisión preventiva: Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull.

Ahora es Comín quien solicita el voto delegado a través del portavoz parlamentario de su grupo, como ya pueden hacer los encarcelados Oriol Junqueras y Raül Romeva.

En caso de que sea aceptada la petición de Comín, JxCat y ERC dispondrán plenamente de sus 66 votos en el hemiciclo, lo que aseguraría que una próxima investidura saliera adelante -en segunda votación, por mayoría simple-, sin necesitar más que la abstención de los cuatro diputados de la CUP.

Mañana se reúne la Mesa del Parlament, que podría avalar la petición de Comín, antes de que el miércoles se celebre una nueva sesión plenaria para aprobar la convalidación de dos decretos ley.

La jornada de este lunes ha venido marcada por la Diada de Sant Jordi, en la que los políticos catalanes han salido a la calle para sumarse a la festividad y visitar las carpas de sus formaciones.

En un mensaje con motivo de la diada de Sant Jordi firmado por "el Govern de Cataluña en el exilio" y difundido por Puigdemont en las redes sociales, se afirma que "la censura y el exilio" son "algunos de los dragones" que han intentado "dañar" a Cataluña.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, se ha acercado a la plaza Catalunya de Barcelona para ofrecer una rosa amarilla para el mural de Òmnium Cultural y ha afirmado que este debe ser el último Sant Jordi con "presos políticos, exiliados y el 155", porque el independentismo dará con la "fórmula" para poder formar Govern.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha advertido de que la candidatura de Puigdemont a la investidura es "el pasado y no el futuro", además de representar el "enfrentamiento", por lo que ha pedido a las formaciones independentistas "realismo".

La portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha reivindicado en cambio la candidatura de Puigdemont, en un Sant Jordi en el que "no hay que normalizar" la "falta de derechos" ni el encarcelamiento de dirigentes soberanistas.

El adjunto a la presidencia de ERC, Pere Aragonès, ha afirmado que lo que quiere su partido es "una investidura efectiva", aunque a su juicio "no es una cuestión de nombres".

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha lamentado que la festividad de Sant Jordi se celebre con las instituciones catalanas "intervenidas" por el Gobierno central, por lo que ha urgido a formar un Govern.

El líder de los comunes, Xavier Domènech, se ha mostrado confiado en que este Sant Jordi sirva de "impulso para recuperar las instituciones".

El jefe de filas de la CUP en el Parlament, Carles Riera, ha pedido que la investidura vaya acompañada de movilizaciones ciudadanas y de acciones de "desobediencia pacífica".

En paralelo, el presidente del PPC, Xavier García Albiol, ha propuesto de nuevo convertir el día de Sant Jordi en la Diada de Cataluña, en lugar del 11 de septiembre, y ha advertido de que "lo peor que le podría pasar a Cataluña sería repetir las elecciones".

  • 1

    ¿Debe dimitir la ministra de Justicia, Dolores Delgado, después de conocerse sus distintas versiones sobre sus contactos con el excomisario Villarejo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados