Borrar
Cataluña se quedaría sin Cola Cao y Nocilla

Cataluña se quedaría sin Cola Cao y Nocilla

Idilia Foods, la empresa propietaria de marcas como Cola Cao y Nocilla ha avisado hoy de que «ante una efectiva declaración unilateral de independencia», trasladaría su sede social fuera de Cataluña «con el fin de mantener la seguridad jurídica necesaria para poder seguir trabajando con normalidad».

EFE / Barcelona

Lunes, 9 de octubre 2017, 19:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Esperamos no llegar a tal situación», asegura este grupo alimentario, una de las dos empresas en las que se dividió Nutrexpa.

En un comunicado, Idilia Foods se ha sumado también al «llamamiento efectuado desde las principales organizaciones empresariales para que los responsables políticos solucionen esta situación con la mayor urgencia posible».

La compañía recuerda que tiene su sede en Cataluña desde hace más de 70 años, que Cola Cao nació en 1946 y ha tenido que convivir con «distintas etapas políticas»

«En estos más de 70 años ni la compañía ni la familia propietaria se han posicionado nunca políticamente, centrando su actividad en elaborar excelentes productos para atender la demanda de los consumidores», apunta Idilia Foods, controlada por la familia Ferrero.

La inmobiliaria Colonial, a Madrid

El Consejo de Administración de la inmobiliaria Colonial ha acordado este lunes por unanimidad trasladar su sede social de Barcelona a Madrid como consecuencia de la situación política en Cataluña.

La nueva sede social de Colonial estará ubicada en el Paseo de la Castellana, número 52, según el acuerdo del consejo, reunido en sesión extraordinaria.

Colonial, que desde el pasado mes de junio cotiza en el Ibex 35, el principal índice selectivo español, sigue así los pasos de otras grandes empresas catalanas que en los últimos días han optado por llevar sus sedes sociales fuera de Cataluña ante la posibilidad de que el Parlament apruebe este martes una declaración de independencia.

Colonial es una compañía patrimonialista propietaria de edificios de oficinas en Barcelona, Madrid y París que recientemente se ha convertido en sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi).

Su presidente es Juan José Brugera, quien a su vez preside el Círculo de Economía, influyente ‘lobby’ empresarial que ha hecho pública su «máxima preocupación» ante la posibilidad de una declaración unilateral de independencia en Cataluña.

Precisamente, Brugera, en calidad de presidente del Círculo, se reunió la semana pasada con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para advertirle de que una decisión de este tipo «sería una bomba para la economía catalana».

Colonial ha alcanzado en el primer semestre de este año un beneficio de 437 millones de euros, un 90 % más que en el mismo período de 2016, tras su conversión a socimi,

La compañía cuenta con una cartera de oficinas ‘prime’ de más de un millón de metros cuadrados y un valor de activos bajo gestión de más de 8.600 millones de euros.

Ya son más de una veintena de empresas catalanas las que han anunciado que se llevan la sede social fuera de Cataluña por la incertidumbre del proceso soberanista, entre las que destacan otras tres compañías del Ibex, CaixaBank, Gas Natural Fenosa y Banco Sabadell, y también Criteria, Dogi, Oryzon, Eurona o Naturhouse.

Abertis también se marcha

Abertis ha aprobado en un consejo extraordinario trasladar su sede social de Barcelona a Madrid, «en tanto se mantenga la actual situación de inseguridad jurídica generada por la actual situación política en Cataluña», según informó el grupo de concesiones de infraestructuras.

La compañía instalará su sede social en las oficinas que tiene en el número 39 del Paseo de la Castellana de la capital.

El grupo que dirige Franciso Reynés dice adoptar esta decisión «para mantener la operativa normal de la compañía y con el fin de proteger el conjunto de los intereses generales de la misma».

El cambio no afecta a aquellas sociedades del grupo que prestan servicios exclusivamente en Cataluña, según detalló a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Abertis se suma así al listado de entidades financieras y empresas que en los últimos días han optado por salir de Cataluña ante la incertidumbre política y económica generada por el referéndum ilegal del pasado día 1 y la posibilidad de una declaración de independencia esta próxima semana.

En el caso del grupo de autopistas y satélites, opta por dejar Barcelona días después de que lo hiciera Criteria CaixaHolding, su primer accionista de referencia con un 22,3% de su capital, que ha optado por llevar la sede a Palma de Mallorca.

Además, la aprobación del cambio de sede coincide con la autorización por parte de la CNMV de la OPA que la italiana Atlantia lanzó el pasado mes de junio por la compañía.

Se trata de una operación valorada en 16.341 millones de euros con la que la compañía italiana pretende conformar el primer grupo gestor de infraestructuras de transporte del mundo y el segundo de latinoamérica.

Abertis tiene sede social en Barcelona desde su constitución. En un principio estuvo ubicada en el Parc Logistic de la ciudad, si bien en abril de 2015 la trasladó a un inmueble de la Avenida Pedralbes alquilado a Colonial. Ahora, tras el acuerdo tomado por su consejo este lunes, la compañía ubica su sede social en el centro de la capital.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios