Carmena destituye al concejal de Economía en Madrid

18/12/2017

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha abierto una crisis en el Ayuntamiento de Madrid al cesar a su delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, tras haber rechazado este el plan económico financiero, aprobado por el Pleno municipal este mismo lunes.

El plan (PEF) ha sido apoyado por el PP en el Pleno, del que se han ausentado seis de los ediles de Carmena, y ha contado con el rechazo de PSOE y Cs.

La regidora madrileña ha justificado el cese de Sánchez Mato, conocido una hora antes del Pleno extraordinario sobre el Plan Económico Financiero, asegurando que no podía "permitir que el concejal de Hacienda no apoye la propuesta que él mismo había dirigido al Pleno".

Carmena adoptó esta decisión el domingo después de que el ya exdelegado, que milita en IU, le anunciase que se iba a ausentar en la votación del plan, algo que hoy ha hecho junto a otros cinco ediles, dos de Izquierda Unida -Mauricio Valiente y Yolanda Rodríguez- y tres de Ganemos -Rommy Arce, Pablo Carmona y Montserrat Galcerán-.

Pero el malestar por la destitución de Sánchez Mato y su relevo por parte de Jorge García Castaño se extiende a otros tres concejales de Carmena, Celia Mayer, Javier Barbero y Guillermo Zapata, que este lunes han expresado dudas sobre su continuidad, aunque según la alcaldesa sólo le han comunicado que buscan "más participación".

En un comunicado, el Ayuntamiento ha indicado que el Ministerio de Hacienda ha dado ya su "visto bueno definitivo" a un plan económico financiero cuyo borrador ya había validado el departamento de Cristóbal Montoro, según aseguro la alcaldesa el pasado viernes.

La obediencia ante Hacienda y los "recortes al gasto" han dividido así en dos el Gobierno de Carmena, que ha dicho sentir el cese porque Sánchez Mato "lo ha pasado mal" y ha anunciado una reorganización en los distritos porque García Castaño no podrá asumir finalmente las Juntas de Centro y Chamberí.

Después de que la Coordinadora de IU Ciudad decidiese ayer que sus tres ediles no participaran en la votación si Ahora Madrid no posponía el Pleno para consultar a sus bases, Carmena ha advertido que IU no puede condicionar al Gobierno ya que "ni siquiera" formó parte de una candidatura que dividió en dos a la formación.

El destituido, Carlos Sánchez Mato (i), será relevado por Jorge García Castaño (d).
El destituido, Carlos Sánchez Mato (i), será relevado por Jorge García Castaño (d).

Sobre la continuidad de Valiente, tercer teniente de alcalde, en la Junta de Gobierno, Carmena se ha mostrado "segura" de que seguirá porque comparte su visión de que la "política de partidos" no debe entrar en el seno de este órgano ejecutivo.

Por su parte, IU ha anunciado en una rueda de prensa tras la destitución de Sánchez Mato, a quien ha calificado de "víctima directa de la extorsión y el chantaje" de Montoro, que no romperá la confluencia con Ahora Madrid y ha apostado en cambio por "normalizar los disensos".

Con la aceptación del nuevo PEF, el tercero presentado por la capital este año y el cuarto de la legislatura, Hacienda levanta el "tutelaje" a las cuentas municipales y desiste de la suspensión cautelar acordada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que mantenía bloqueadas inversiones por valor de 274 millones de euros a raíz de un recurso del Gobierno de Mariano Rajoy.

A cambio, el Ayuntamiento retiene más de 500 millones del gasto de este año y reducirá su presupuesto en 2018, además de dar marcha atrás en los tribunales respecto a su recurso contra la interpretación que hace Montoro de la regla de gasto.

Sin embargo, con el plan aprobado este lunes la alcaldesa de la capital se enfrenta no solo a la tensión en el seno de Ahora Madrid, sino también al rechazo a los recortes por parte de su socio de Gobierno, el PSOE-Madrid, cuyos votos son imprescindibles para aprobar los presupuestos de 2018 con una inversión condicionada por Hacienda.

Así al término del Pleno, la portavoz socialista en la capital, Purificación Causapié, ha defendido que el PSOE tiene como "líneas rojas" el impulso social y ha asegurado que su posición de futuro con Ahora Madrid depende de "la deriva que lleven".

Por su parte, el portavoz del PP en el Consistorio, José Luis Martínez-Almeida, ha llamado al PSOE-M y a Ciudadanos a un "periodo de reflexión" para el futuro de Madrid y evitar que la ciudad se convierta en "un infierno" para los ciudadanos.