Felipe VI, durante la apertura del año judicial el pasado 7 de septiembre. / EFE /Vídeo: EP

Jueces piden explicaciones por la ausencia del Rey en la entrega de despachos

Será la primera vez durante su reinado en la que Felipe VI no presida este acto que se celebra anualmente en Barcelona

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

Por primera vez en su reinado, Felipe VI no presidirá la entrega anual de los despachos de la nueva promoción de jueces, un acto que se reeditará este viernes en Barcelona, donde se encuentra la sede de la Escuela Judicial. La noticia ha levantado una gran polvareda, todo tipo de especulaciones y la petición de explicaciones por parte de varias asociaciones -y también del PP- al Gobierno y al CGPJ, al que advirtieron de que un acto de un poder del Estado no puede verse empañado por «circunstancias políticas».

Estas asociaciones, entre las que se encuentran la Asociación Profesional de la Magistratura, la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria, el Foro Judicial Independiente o la Asociación de Fiscales, vinculan la ausencia del monarca al nuevo momento de tensión que se está fraguando en Cataluña ante la inminente sentencia del Tribunal Supremo sobre la posible inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra. Sin embargo, el Gobierno no ha aclarado los motivos de esta decisión y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, se limitó a añadir que «hay decisiones que están muy bien tomadas». Sus palabras, lejos de calmar los ánimos, los caldearon más.

Aunque desde Casa Real se excusan alegando que dicho acto «nunca ha estado en la agenda pública», fuentes del CGPJ confirmaron a Europa Press que Zarzuela sí aceptó en un primer momento la invitación que cursaron, como es tradicional, a Felipe VI. El órgano judicial también aclara que después recibió una comunicación oficial informando de la ausencia del monarca.

La Asociación Profesional de la Magistratura insinuó que «sería muy preocupante» si la decisión «se debe a que el Gobierno no puede garantizar la seguridad del Jefe del Estado» y «más aún» si estas razones, añaden, «disfrazan motivos abiertamente contrarios a la Constitución». Por ello, piden que se «adopte las medidas necesarias para velar por el normal desarrollo del acto y por la seguridad de todos los asistentes y, en particular, de los compañeros que integran la nueva promoción de jueces».

«Inadmisible»

Desde el PP también se ha criticado la decisión y su líder, Pablo Casado, la llegó a calificar de «inadmisible». «Espero que no sea verdad que el Gobierno considere que la Policía y la Guardia Civil no son capaces de proteger la seguridad del jefe del Estado en Cataluña, pues sería algo vergonzoso que situaría a España a un nivel de países tercermundistas», añadió Casado.

La última vez que el Rey viajó a Cataluña fue el 20 de julio, dentro de la gira que realizó por todas las comunidades autónomas. Aunque la visita se limitó al monasterio de Poblet, en Tarragona.