https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Marcello Vinciguerra, Honda Italia: «Fabricamos una moto cada 90 segundos, no tenemos problemas de componentes ni transporte»

La fábrica de motocicletas de Honda en Italia cumple 50 años de producción

JOSE M ALONSO Atessa (Italia)

El director general de Honda Italia, Marcello Vinciguerra, lleva 22 años en la compañía japonesa y tiene como base una cita del fundador de la marca nipona Soichiro Honda 'Cree en tus sueños y ellos creerán en ti'. Con esta premisa y la de su padre Umberto, aprendió con entusiasmo lo que sería para él un futuro muy positivo. De él aprendió a tener una gran humildad y de paso una gran curiosidad por todo lo novedoso. Como él mismo dice con estos valores, «he ido cultivando estos valores en mi vida profesional con humildad, positivismo y pasión y he tenido la suerte de ponerlos en práctica en una empresa de gran cultura». En esos 22 años no ha perdido la ilusión «del primer día, y todos los sueños que tenía han ido cumpliéndose poco a poco».

Coincidiendo con el 50 aniversario de la creación de esta fábrica en Europa tuvimos la oportunidad de descubrirla por dentro, desde donde dan trabajo a más de 900 personas sin contar con los de las empresas auxiliares que tienen muy cerca. Hay que tener en cuenta que Atessa es uno de los 35 centros de producción que tiene Honda repartidos por todo el mundo.

Ante la pregunta de cómo consiguió organizar esta factoría Vinciguerra tranquilamente comentó: «En 2012 vi que teníamos que reorganizar todo con la crisis del sector de las dos ruedas. Hablando abiertamente con todo el personal conseguimos llegar a la conclusión de que había que interiorizar la fuerza suficiente para conseguir transformar la difícil situación en un proyecto de renovación y mejora con el objetivo principal de la protección del empleo de todos los trabajadores.»

La fábrica de Atessa abrió sus puertas en 1971 y desde 1996 hasta 2017 fabricaron un millón de vehículos del modelo SH, la conocida coloquialmente como Scoopy. Este scooter de rueda alta es uno de los ejemplos claros que facilitan la movilidad urbana y por ello está tan bien valorado en el mundo.

Actualmente, aparte de este modelo icónico, elaboran los modelos Forza, ADV y CB 125F. «El 55 de la producción está dedicada a la exportación». Ante el grave problema que están teniendo todos los fabricantes con las carencias de componentes electrónicos Vinciguerra fue muy claro: «Estamos intentando que los componentes necesarios se fabriquen aquí cerca, en una empresa auxiliar, para poder solventar este caos. Estamos teniendo reuniones semanales para solventar esta crisis y lo vamos a conseguir. De todas formas, Honda es una de las empresas de motos a la que menos está afectando este problema ni en el tema de los componentes ni en el de los transportes. Hay que tener en cuenta que fabricamos una moto cada 90 segundos y con estos problemas no podríamos hacerlo».

Los empleados de Atessa aportan ideas continuamente para agilizar la producción de los ocho modelos que fabrican. Ante esto Vinciguerra aseguró que «las mejoras presentadas parten de 700 ideas de los empleados que mejoran la seguridad y la producción. Esta acción se realiza en todas las fábricas que tiene Honda en el mundo». Lo que resultó curioso en la visita es que la proliferación de las mujeres en Atessa es muy grande: «En la plantilla tenemos un 20% de mujeres trabajadoras y para este año prevemos un 10% más».