https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La Honda Escuela de Conducción cumple 30 años contribuyendo en la mejora de la seguridad de los motoristas

La formación de conductores, junto a la aplicación de tecnologías, son los principales ejes de actuación para alcanzar el objetivo de cero fallecidos en el año 2050 por colisiones de tráfico que involucren a vehículos Honda a nivel global

JM PÉREZ LAGO

Honda España inició en 1992 sus acciones en favor de la seguridad de los motoristas poniendo en marcha la Honda Escuela de Conducción (HEC). En 2022, año en el que se cumple su 30 aniversario, la HEC llegará a la espectacular cifra de 90.000 motoristas que se han beneficiado de su programa de formación. Si, además, se suman las diferentes acciones de promoción de la Seguridad Vial, acumulan 192.000 beneficiarios. La formación de conductores, junto a la aplicación de tecnologías, son los principales ejes de actuación para alcanzar el objetivo de cero fallecidos en el año 2050 por colisiones de tráfico que involucren a vehículos Honda a nivel global.

Para Honda, la seguridad de los motoristas es una prioridad y uno de sus principales pilares en materia de responsabilidad social. En 1970 se convirtió en pionera en la formación de motoristas con la creación en Japón de la Traffic Safety Promotion Division, donde se puso en marcha un método de formación que se fue exportando por todo el mundo hasta disponer en la actualidad de más de medio centenar centros internacionales.

En España, la labor de Honda en materia de Formación Preventiva arrancó en 1992 con la puesta en marcha de la Honda Escuela de Conducción (HEC), una de las primeras entidades dedicadas a la formación de motoristas a nivel nacional que inició su actividad con cursos de educación vial y de perfeccionamiento de la conducción de motocicletas.

«Para Honda la seguridad de los motoristas no es una opción puesto que forma parte de nuestra responsabilidad como fabricante. Con una producción anual de 20 millones de unidades y más de 400 millones acumuladas, Honda es el líder mundial en fabricación de motocicletas. Sin embargo, nuestra función no se limita a ofrecer soluciones de movilidad a millones de personas en todo el mundo, sino también a preocuparnos por su seguridad mediante tecnología dedicada y por un aspecto diferencial, la formación de motoristas», explica Albert Cavero, director de comunicación de Honda Motor Europe España. «Y es que está demostrado que casi el 90% de los accidentes se deben al factor humano, por lo que cobra vital importancia la formación de los usuarios a la hora de reducir la siniestralidad», añade.

Ya en 1994, Honda dio un importante paso en España al establecer su primer centro de formación permanente ubicado en las instalaciones de la localidad barcelonesa de Santa Perpètua de Mogoda. Se construyó una primera pista asfaltada que permitió centralizar y evolucionar los cursos de la HEC, complementada con actividad itinerante, desplazando monitores, simuladores de conducción, motocicletas y materiales de formación, e impartiendo gratuitamente formación en materia de educación vial en centros de enseñanza secundaria.

Honda Instituto de Seguridad (HIS)

Estas instalaciones sentarían las bases del Honda Instituto de Seguridad (HIS), un amplio complejo dedicado a la formación de motoristas inaugurado en 2009 y convertido en toda una referencia a nivel europeo, que supuso una inversión de más de 4 millones de euros por parte de la marca. El HIS dispone de más de 20.000 m2 de instalaciones diseñadas en exclusiva para la formación y ofrece un amplio abanico de cursos al alcance de cualquier perfil de motorista con independencia de la edad, permiso o nivel de experiencia. El programa incluye un total de 12 cursos diseñados para cubrir las necesidades de todo tipo de usuarios: desde niños de 6 años hasta los más adultos y experimentados, con unas instalaciones específicas que incluyen aulas para sesiones teóricas, simuladores de conducción, taller de formación, vestuarios y un garaje que alberga más de 60 motocicletas de diferentes modelos.

Además, el centro dispone de tres pistas: una pista polivalente de 8.000 m2; un área off road de 6.000 m2; y una pista deslizante en la que se llevan a cabo diversos ejercicios de frenada con motocicletas adaptadas con estabilizadores. Todo ello se traduce en una sobresaliente valoración por parte de los alumnos (9.5 puntos sobre 10 en índice de satisfacción) y en haberse convertido en 2018 en el primer centro de formación de motoristas a nivel nacional en recibir el Sello Europeo de Calidad de Formación. «Nuestra premisa es de ofrecer todas las facilidades posibles para favorecer la participación, tanto es así que incluimos la cesión de casco, guantes y protecciones, así como la motocicleta, el seguro y la gasolina, en el coste del curso -comenta Albert Cavero-.

Objetivo cero fallecidos

Honda destina buena parte de su inversión anual en I+D+i en tres ejes: Seguridad Activa, Pasiva y Preventiva. Las dos primeras se refieren a aquellas tecnologías incorporadas en los vehículos capaces de minimizar el riesgo de sufrir accidentes o reducir sus consecuencias, respectivamente, tales como sistemas electrónicos ABS, gestión de modos de motor, amortiguador de dirección, regulación automática de las suspensiones, airbags, etc. En este terreno, Honda siempre ha liderado el desarrollo tecnológico de sistemas avanzados de ayuda al conductor, aplicados no solamente en sus modelos de a lta gama (como el exclusivo Airbag que desde 2007 equipa la Honda Goldwing, única motocicleta en equipar este dispositivo como equipamiento original), sino también en sus motocicletas y scooters de baja cilindrada.

  En este sentido, el presidente mundial de Honda Motor, Toshihiro Mibe, anunciaba que se llevarán a cabo iniciativas que buscarán garantizar todavía más la seguridad de los clientes de Honda. El Sr. Mibe confirmaba el objetivo de cero fallecidos por colisiones de tráfico que involucren motocicletas y automóviles Honda a nivel mundial para 2050 (y una reducción del 50% para 2030).

  Un ambicioso propósito que se perseguirá, por un lado, mediante el fortalecimiento de la investigación e inversiones en tecnologías de seguridad, como nuevos sistemas avanzados de asistencia omnidireccional que interconectan al conductor con otros vehículos e infraestructuras de la vía, permitiendo predecir los riesgos potenciales y ayudando a las personas a evitarlos antes de que ocurran las colisiones, así como sistemas de Inteligencia Artificial que se adaptan a la capacidad y situación de cada individuo para reducir los errores y riesgos de la conducción.

Y por el otro lado, mediante una mayor promoción del tercer eje, la Seguridad Preventiva que, además de tecnologías de señalización (indicadores de frenada de emergencia, potentes sistemas de iluminación, etc.), incluye sobre todo la formación y concienciación de los conductores, una importante labor que Honda desempeña de forma pionera en el sector de las dos ruedas y que le ha permitido acumular un gran nivel de conocimiento y experiencia en material de formación de motoristas. HEC será, por tanto, un pilar fundamental en la consecución de ese objetivo de cero muertes.

Tuvimos ocasión de poner en práctica toda esta teoría, tomando parte en uno de sus cursos, en este caso al de nivel avanzado, que mezcla ejercicios de anticipación y control sobre asfalto y una divertida segunda fase en la pista de tierra sobre las CRF 110, centrada sobre todo en provocar y controlar la moto en derrapada a la salida y entrada de las curvas. Aunque tengo muchos km de moto, he de reconocer que siempre es interesante que gente experta como los monitores del HIS, te hagan ver aquellos vicios adquiridos con el paso del tiempo y que con un poco de atención se pueden mejorar. En mi opinión, muy provechoso todo lo aprendido en mi caso y desde luego casi imprescindible para todo el que se inicia en el mundo de la moto.