https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Suzuki Swift MHEV 2021 / C.G.

PRUEBA

Suzuki Swift híbrido: perfecto para la ciudad

Descubre por qué este Suzuki Swift Mild Hybrid con etiqueta Eco nos ha convencido como una buena alternativa esencialmente urbanita...

CHRISTIAN GARCÍA (AUTOCASIÓN) Madrid

Suzuki ha actualizado su utilitario con muy leves cambios estéticos y de equipamiento (solo varían la parrilla, los bajos de los paragolpes y los faros, que ahora son de led), pero con importantísimas novedades en lo que respecta a la mecánica. En concreto, este nuevo Suzuki Swift MY2021 incorpora microhibridación con red eléctrica de 12 voltios en el mismo motor 1.2 de gasolina y cuatro cilindros, por lo que ahora se beneficia de la etiqueta medioambiental Eco de la DGT, algo esencial para un coche fundamentalmente urbanita como este. Eso sí, la potencia desciende de los 90 CV anteriores a los 83 CV actuales, una cifra en cualquier caso más que suficiente para mover el conjunto sea cual sea el contexto.

Fotogalería: Suzuki Swift Mild Hybrid 2021

Galería. Fotogalería: Suzuki Swift Mild Hybrid 2021

Lo único que echamos en falta es un poco más de par, ya que los 107 Nm que brinda este pequeñín se quedan algo justos a la hora de realizar adelantamientos o de obtener un brío que pueda dar lugar a una respuesta algo más directa y contundente, no tan lineal. Es cierto que en condiciones normales nos basta con lo que tenemos, pero, si por algún casual demandamos más ritmo, deberemos reducir de marcha -o incluso bajar dos de golpe- para revolucionar el motor hasta casi las 6.000 rpm, ya que por debajo de las 3.500 vueltas necesitamos mucho más tiempo y espacio para, por ejemplo, rebasar a otro coche.

Suzuki Swift 2021: manual, automático y hasta 4x4

Al mencionado bloque de 1,2 litros se une una pequeña batería de 10 Ah y un ISG que funciona como generador/arrancador. Además, según las preferencias o los requisitos del usuario, se puede acoplar una caja de cambios manual de cinco relaciones o una automática CVT de variador continuo y nuevo desarrollo. En nuestro caso, la unidad de pruebas iba equipada con la transmisión manual, de la que debo destacar unos correctos desarrollos y unos recorridos de la palanca no demasiado largos. El Swift MHEV, como su rival el Fiat Panda, también tiene disponible una versión de tracción total (AllGrip) que sí o sí casa con la caja manual.

La hibridación ligera del nuevo Swift nos permite asimismo registrar unos consumos aún más ajustados que los de antes. De hecho, homologa tan solo 4,9 l/100 km de media en uso combinado, según el ciclo WLTP. En la práctica, durante nuestra semana de pruebas hemos anotado en torno a 6 l/100 km, un consumo más que asumible para un utilitario. En ciudad será muy raro sobrepasar los 7 litros, mientras que en autovía se quedará en esos 5 litros a límites legales y en secundarias, subirá apenas un litro más. La autonomía estimada con el depósito lleno de combustible, por tanto, ronda los 600 km.

Interesantísima opción para la ciudad

En lo referente al comportamiento dinámico puro y duro, hay que decir que las pequeñas dimensiones del Swift hacen idóneo su uso en ciudad. Cuenta con un tarado de suspensión firme pero suficientemente confortable para circular sin problemas por calles quebradas o llenas de badenes. Como podréis imaginar, la maniobra de aparcamiento se lleva a cabo de una forma súper sencilla, gracias también en buena parte a los asistentes que equipa de serie, como la cámara de marcha atrás o los sensores de estacionamiento.

Una vez que salimos a vías rápidas, tan solo nos llega al interior algo de ruido aerodinámico. Sin embargo, no supone ningún impedimento o fatiga adicional a la hora de realizar viajes largos de dos o tres horas. En carreteras reviradas es donde nos damos cuenta de que verdaderamente el chasis está diseñado para aguantar mucho más de lo que podemos pedirle a este motor. El Swift Sport que probamos hace poco es buena prueba de ello... Pinchando en el enlace podréis leer con más detalle todas las bondades que ofrece el esqueleto de este Suzuki en secundarias.

La dirección también nos parece muy correcta, dado que tiene una asistencia elevada y aun así hace posible un guiado preciso y directo. Además, es destacable su reducido radio de giro, algo que facilita todavía más las maniobras.

Desde 15.560 euros

En materia de equipamiento, los clientes pueden elegir un Swift GLE básico (desde 15.560 €) o un GLX tope de gama (desde 16.560 €.) Debido a que la diferencia de precio no es exorbitante y que el conductor ganará tanto en seguridad como en confort, recomendamos acceder directamente al GLX, que incluye de serie elementos como los faros led, las llantas de aleación de 16 pulgadas, la pantalla táctil de 7 pulgadas con conectividad para smartphone y navegación, los asientos delanteros calefactables, la alerta antifatiga, la alerta de cambio de carril, la cámara de visión trasera, el control de crucero con limitador de velocidad, el reconocimiento de señales de tráfico, el climatizador automático con aire acondicionado, el sistema de retención en pendientes, los sensores de aparcamiento, los intermitentes en los retrovisores exteriores, el acceso y arranque sin llave y la pantalla TFT de 4,2 pulgadas en la instrumentación.

Nuestra valoración

7,3

Destacable

Etiqueta Eco

Precio

Consumos

Mejorable

Solo un motor

Falta de par

Sensor en parrilla muy expuesto

Fuente: Autocasión.com