https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Mercedes-Benz AMG EQE: hasta 687 CV de potencia cero emisiones

Tendrá disponible la carga rápida de hasta 170 kW, que le permitirá recuperar 180 km de autonomía en 15 minutos

JUAN ROIG VALOR Madrid

Un año después de desvelar su berlina eléctrica EQE, la marca de la estrella no ha perdido la oportunidad de presentar dos versiones de altas prestaciones desarrolladas por su división deportiva, AMG. La más baja de ellas, 43, es capaz de entregar 476 caballos inmediatamente; mientras que la superior, 53, desarrolla 626 y puede alcanzar los 687 si se equipa con el paquete opcional Dynamic Plus.

Usando esta versión, además, se eleva el par hasta 1.000 Nm y los tiempos de 0 a 100 quedan en tan solo 3,3 segundos. Para el 43, estas cifras se reducen hasta los 858 Nm y 4,2 segundos.

Estas cifras se consiguen con los motores desarrollados por AMG en exclusiva para este modelo, dedicando uno para cada eje y proporcionando tracción total —con viraje de hasta 3,6 grados en las ruedas traseras— a los modelos, que marcan 2,5 toneladas en la balanza. Para detener masas tan elevadas a las velocidades que son capaces de alcanzar, Mercedes-Benz también ofrece unos frenos cerámicos opcionales.

Fotogalería: Mercedes-Benz AMG EQE

Galería. Fotogalería: Mercedes-Benz AMG EQE

Nueva generación de baterías

Otra novedad con respecto al EQE de serie es la batería de altas prestaciones con una capacidad de 90,6 kWh y 328 voltios. En el modelo 53, el sistema de la gestión de energía está diseñado en exclusiva por parte de los ingenieros de AMG. El 'software', además, tiene la capacidad de actualizarse de forma inalámbrica para alargar su vida útil. Para ahorrar costes de producción, Mercedes ha conseguido reducir el contenido de cobalto hasta el 10%.

Estos acumuladores, además, cuentan con la capacidad de carga ultrarrápida de 170 kW con corriente continua. Esto permite recargar 180 kilómetros de autonomía en tan solo 15 minutos. Existen modos de conducción regenerativos inteligentes, que permiten regular la temperatura de la batería y la velocidad en función de los vehículos precedentes para garantizar la longevidad del sistema eléctrico. Según la compañía, tienen garantías de 10 años y 250.000 kilómetros.

Diseño deportivo

El EQE fue desvelado en el Salón de Múnich el pasado septiembre, y se diferenciaba de la berlina de tamaño completo EQS en una batalla menor y unas dimensiones similares al CLS de combustión, aunque el interior, al no tener que contar con túnel de transmisión tiene más espacio que el Clase E actual.

Además, cuenta con detalles exclusivos que lo diferencian de la gama estándar, como una seña luminosa, un panel frontal con las líneas verticales características de AMG o difusores en negro brillante. Por dentro, se puede optar por la Hyperscreen de Mercedes, una pantalla curva de 56 pulgadas que ocupa todo el salpicadero del coche. Esta, por supuesto, incluye el sistema de asistencia MBUX, que utiliza la inteligencia artificial para individualizar la experiencia del propietario.