https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Silence llega a un acuerdo para ocupar las instalaciones de Nissan en Barcelona

Desde el 1 de enero hay más de 1.300 trabajadores directos de Nissan esperando a que termine el proceso de reindustrialización tras la marcha de la automovilística de la Zona Franca

El conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, ha anunciado que la dirección de Silence y los comités de empresa de Nissan han alcanzado un acuerdo para «desencallar» el aterrizaje de la empresa en las plantas que ocupaba la automovilística.

El acuerdo permite «la contratación de buena parte de los trabajadores» que se quedaron sin trabajo tras el cierre de Nissan, ha explicado durante la sesión de control al Govern en respuesta a una pregunta de ERC sobre reindustrialización.

El conseller ha asegurado que el acuerdo blinda los puestos de trabajo de esos empleados para los próximos años: «Gracias al trabajo que han hecho los agentes presentes en la mesa de reindustrialización, estamos convencidos de que el proceso de reindustrialización de Nissan -y la noticia de hoy es una prueba- terminará con éxito y conseguiremos mantener la continuidad industrial, y lo que es más importante, los puestos de trabajo«.

Precisamente este miércoles unos 500 trabajadores de Nissan, según la Guardia Urbana de Barcelona, se han manifestado este miércoles en la capital catalana contra los «retrasos» del proceso de reindustrialización de las plantas de la automovilística. Miguel Ángel Boiza de CC.OO. ha explicado que se manifiestan ante el retraso de plazos «una y otra vez» por falta de ganas de las administraciones.

Han reclamado que se saque a concurso la licitación de la gestión de los terrenos, que prevén tener entre sus manos los próximos días, y esperan que los pliegos nos den cabida a un proyecto logístico.

Boiza ha explicado que se deberá poner en marcha entre esta semana y la que viene, y que luego habrá un mes para que salgan los candidatos y otro para tomar la decisión.

«Nos podemos ir a finales de julio o primeros de agosto. Ese retraso viene provocado por culpa de ellos porque han estado parados un mes y medio», ha añadido.

Y ha criticado que paralelamente hay «muchos intereses» por impulsar la logística en los terrenos, cuando consideran que debe haber una reindustrialización industrial para no olvidarse de los puestos de trabajo indirectos.

Boiza ha explicado que con Silence tienen un preacuerdo de condiciones de trabajadores y que ahora falta que «se garantice que todo está en línea» para que la compañía ocupe los terrenos.

Ha recordado que se trata de un proyecto pequeño dentro de todo los metros cuadrados disponibles en la planta de la Zona Franca, y que el principal es el hub de electromovilidad.

«Es el que queremos desencallar, y está con el tema de la licitación. Silence es una buena noticia, puede ser el inicio de las contrataciones, pero nos va a arreglar el problema, el problema lo va arreglar un proyecto grande», ha añadido.

Desde el 1 de enero hay más de 1.300 trabajadores directos esperando a que termine el proceso para reocupar.