https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La crisis de los microchips se ceba con las ventas de vehículos de ocasión, que caen un 17%

Las operaciones con vehículos usados diésel -que representaron el 58,7% de las operaciones en abril- se contrajeron un 18,9% durante el pasado mes

S. M. Madrid

Los vehículos de combustibles y energías alternativas son los únicos que dan un respiro a las operaciones de compra venta de segunda mano, que arrastradas por la crisis de los microchips han cerrado el mes de abril con importantes caídas en todos los segmentos y edades.

Las ventas de turismos y todoterrenos de ocasión registraron un descenso del 17,3% en abril con respecto al mismo mes del año pasado, de forma que se encadenan ya tres meses consecutivos de bajadas por el impacto de la crisis de los microchips.

En concreto, según datos de las patronales de los concesdionarios Faconauto y distribuidores Ganvam, el número de vehículos de ocasión vendidos en abril fue de 134.005 y, en lo que va de año, las operaciones con vehículos usados retrocedieron un 5,3%, hasta situarse en las 586.574 unidades.

En un análisis por tramos de antigüedad, todos los segmentos de edad sin excepción registraron signo negativo, siendo las ventas de modelos de entre uno y tres años los que mayor descenso registraron en abril, con una caída del 46,3%, como consecuencia de la falta de stock ante la imposibilidad que tienen empresas y alquiladoras de renovar flota y, por tanto, de nutrir al mercado de ocasión con oferta de estos vehículos jóvenes.

De hecho, las ventas de usados por parte de empresas y alquiladoras se desplomaron un 31,3% y un 44,7% durante el pasado mes. Solo el canal importador -con un 6,7% de las operaciones- creció en abril, con un total de 8.999 unidades, lo que supone un ascenso del 48,3%.

También caen las ventas de coches de más de 15 años

Las ventas de vehículos de más de 15 años, en las que se sigue sosteniendo el mercado con el 38,5% de las operaciones, invirtieron su tendencia en abril al caer un 4,2%, hasta situarse en 51.646 unidades. Por su parte, las operaciones con modelos de entre 10 y 15 años retrocedieron un 27,1%, hasta las 31.310 unidades vendidas.

La caída de las ventas de estos modelos de más de diez años responde en buena medida a que las operaciones entre particulares -que tienen como protagonistas a estos vehículos de mayor antigüedad- descendieron un 26,6% en abril, según explican las dos patronales.

Respecto a las fuentes de energía, los datos de las patronales del sector siguen mostrando un retroceso de los motores tradicionales. Así, las operaciones con vehículos usados diésel -que representaron el 58,7% de las operaciones en abril- se contrajeron un 18,9% durante el pasado mes; mientras que los de gasolina, por su parte, cayeron un 19,1%, hasta situarse en las 47.707 unidades, concentrando el 35,6% del total. En el acumulado, las caídas se moderan, suavizándose al 7,4% el descenso de las ventas con usados diesel y al 6% las de gasolina.

En cuanto a las propulsiones alternativas, los modelos eléctricos puros de segunda mano crecieron un 64,3% en abril, hasta alcanzar las 1.124 unidades. Estos modelos, aunque apenas representan todavía el 0,7% del mercado, acumulan una subida del 54,3% en el primer cuatrimestre, hasta las 4.138 unidades.

Por su parte, los diésel/eléctricos enchufables registraron un total de 127 unidades vendidas (+42,7%) durante el pasado mes, frente a las 1.325 unidades de los gasolina/eléctricos enchufables (+78,6%). En el acumulado, registran una subida del 119,5%, con 709 unidades, y del 65,8%, con 4.077 unidades, respectivamente.