https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Los carburantes han subido un 6,6% pese al descuento de 20 céntimos

PATXI FERNÁNDEZ Madrid

Los combustibles han alcanzado los precios más altos de los últimos siete años. La mitad del precio se debe a la aplicación de impuestos, por los que se recaudan aproximadamente 21.000 millones de euros. Las continuas subidas del precio de los carburantes desde el pasado 13 de abril han situado su precio (sin descuento) por encima del que tenían el 1 de abril, cuando se empezó a aplicar la rebaja de 20 céntimos. Esto significa que, desde semana Santa y pese a la aplicación del descuento de 20 céntimos por litro promovido por el Gobierno, los precios de los carburantes se han encarecido por encima del 6,6%.

Según denuncia la Asociación de Consumidores OCU, la última medida del Gobierno para rebajar el precio de los carburantes resulta hoy por hoy insuficiente, por lo que vuelve a solicitar la supresión temporal de impuestos. Para esta organización los consumidores son los grandes pagadores de la crisis por la doble factura que supone el incremento del precio de la energía sobre el precio de diferentes bienes y servicios.

una subida del 5,5% de la gasolina 95 y del 6,6% en el diésel desde el pasado 13 de abril, justo antes de la operación salida de Semana Santa. Una subida que sitúa sus precios actuales al menos 6 céntimos por encima de los que tenían el 1 de abril, momento en que se empezó a aplicar la rebaja de 20 céntimos aprobada por el Gobierno.

En concreto, el precio medio de la gasolina 95 alcanza ya los 1,886 euros/litro, frente a los 1,769 euros/litro del 13 de abril y los 1,800 euros/litro del 1 de abril. Por su parte, el precio medio del diésel es hoy de 1,899 euros/litro, frente a los 1,782 euros/litro del 13 de abril y los 1,836 euro/litro del 1 de abril. En todos los casos son precios sin el descuento de 20 céntimos, pero incluyen los recogidos en Canarias, Ceuta y Melilla, que tienen una menor carga tributaria.

La organización considera, por tanto, que la última medida del Gobierno para rebajar el precio de los carburantes resulta hoy por hoy insuficiente, por lo que vuelve a solicitar la supresión temporal de impuestos, tal y como sucede ya con la electricidad y la rebaja del IVA al 10%. Un solicitud recogida en la Campaña Menos Impuestos.

Según explica Manel Montero, director general de Grupo Moure, Algunos de los factores que intervienen en esta subida son el encarecimiento del precio del petróleo. Y es que, si bien los países de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) redujeron la oferta de barriles de crudo por la baja demanda a raíz de las restricciones del coronavirus; ahora, con una demanda mayor, la oferta se mantiene estática, aumentando así el precio del barril.

A todo esto hay que añadir que los operadores han introducido un margen bruto que, según datos de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), es un 50% superior al del año 2014, pasando de 0,17 euros por litro a 0,25 euros.

«En estos momentos en donde el precio del carburante está reflejando precios máximos, es muy importante desglosar el precio del carburante, el cual está dividido en tres elementos», explica el experto.

En primer lugar, está el precio de la materia prima (petróleo), que como ya se ha mencionado depende de la ley de oferta y demanda y otros factores, como conflictos entre países. Luego aparecen los costes fijos, como el transporte o los intermediaros, que representa entre el 9% y el 10% del precio final. En último lugar, con un valor cercano al 50% del monto, están los impuestos.

«En España tenemos tres impuestos que gravan los carburantes. El Impuesto Especial de Hidrocarburos General (TEG), que se traduce en 400,69 €/ m³ en las gasolinas 95 y 307 €/ m³ en los gasóleos tipo A, el Impuesto Especial de Hidrocarburos Especial (TEE), que conlleva 72€/m³ tanto en las gasolinas 95 y en los gasóleos tipo A, y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), con una aplicación del 21% sobre el valor total del precio», detalla Montero.

De este modo, tomando como referencia los datos de la AOP (Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos) sobre el precio medio de la gasolina 95 en el mes de agosto, de 1,417 euros que paga el consumidor, 0,699 € equivalen al carburante y el resto (0,717 €) son impuestos.

La OCU advierte que los consumidores tienen pocas herramientas para impedir estas subidas, más allá de priorizar las cadenas de gasolineras más baratas, que suelen coincidir con cadenas low cost y las cadenas de supermercados, pero que no siempre están cerca de su lugar de residencia o de trabajo.