https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La forma perfecta de colocar los retrovisores, según la DGT y la Guardia Civil

El espejo interior debe estar bien centrado con la luneta trasera, mientras que el espejo exterior izquierdo debe moverse hacia el lateral del vehículo hasta que deje de verse la carrocería

S. M.

Colocar bien los espejos retrovisores es algo básico para la conducción, pero no todo el mundo tiene claro cómo hacerlo de forma correcta. Por eso, los expertos de la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Guardia Civil han difundido una serie de consejos básicos.

Según la DGT el espejo interior debe estar bien centrado con la luneta trasera, mientras que el espejo exterior izquierdo debe moverse hacia el lateral del vehículo hasta que deje de verse la carrocería.

Para quién busque una explicación un poco más detallada, la Guardia Civil añade que los tres espejos del vehículo deben aportar la información de forma conjunta. «Cuándo el coche desaparezca del espejo central inmediatamente debe aparecer en el espejo lateral (para ajustarle bien no debes ver a tu propio vehículo)», aseguran desde la cuenta de Twitter de la Benemérita.

Si no se ajusta así, se pueden generar puntos ciegos que hacen que no se detecte correctamente los vehículos que se acerquen desde detrás nuestro.