Borrar
Miguel González junto a sus empleadas, Mensa y Gloria. Juan Carlos Alonso

El pasillo de la suerte de Triana

Tabaquería Bazar Itaca ·

El despacho receptor de Miguel González en el Parking Triana, entre las calles Rafael Cabrera y Francisco Gourié, lleva dos años consecutivos repartiendo el Gordo. «Tenía una corazonada y se ha cumplido»

Rafael Falcón

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 22 de diciembre 2023, 16:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Triana ya tiene su pasillo de la suerte. La Tabaquería Bazar Itaca repartió el pasado año un décimo -400.000 euros- del Gordo y este año lo ha vuelto a hacer. Miguel González regenta desde hace años este bazar y luchó durante mucho tiempo para convertirse en despacho receptor de Lotería y Apuestas del Estado, algo que consiguió hace solo cuatro años. En un lugar de un enorme tránsito de personas, en la zona de Triana de Las Palmas de Gran Canaria, en el edificio del Parking Triana y en un pasillo entre las calles Rafael Cabrera y Francisco Gourié se encuentra este sitio de la fortuna, que ayer volvió a convertirse en un lugar lleno de magia.

«Tenía una corazonada. Estaba seguro que este año íbamos a repartir nuevamente el Gordo. Tenía la sidra preparada y le dije a una empleada que comprase adornos para decorar el bazar cuando saliese la noticia», afirmó con emoción Miguel González. Dicho y hecho. Nada más salir el Gordo empezó a sonar el teléfono y la curiosidad de los que transitaban por el pasillo donde se ubica este despacho receptor se iba adueñando del ambiente, hasta que Miguel descorchó la botella de sidra y brindó junto a su mujer, María Dolores Aguiar, y su empleada, Gloria. «Estoy muy feliz por repartir la suerte. Es, sin duda, un día mágico y repetir Gordo dos años consecutivos es increíble», destaca.

A la Tabaquería Bazar Itaca, el premio del pasado año le dio un aumento notable de ventas, algo que espera que continúe incrementándose con esta repetición del éxito. Hay un dato significativo del aumento y popularidad que ha alcanzado este pasillo de la suerte en Triana que Miguel González desveló a CANARIAS7 «que tenía pensado aumentar la plantilla con otra persona durante estas fechas previas al sorteo de Navidad, ya que al ser bazar y atender a nuestra clientela de la mejor manera posible, no quería tener grandes colas, pero las dos empleadas, Mensa y Gloria, dijeron que ellas hacían el esfuerzo, y así lo hicieron, algo que agradezco públicamente».

Miguel González y su esposa, María Dolores Aguiar.
Miguel González y su esposa, María Dolores Aguiar. R.F.

De forma rápida acudió también a la cita, María Dolores Aguiar, esposa de Miguel González. Nadie quería perderse un día histórico. «Te lo dije», le comentó Miguel a su mujer nada más verla. Emocionado con lo que supone poder dar alegría a otras personas, Miguel no paraba de recibir felicitaciones de su legión de clientes habituales, mientras Gloria acababa de ultimar la decoración que iba a presidir el bazar, con un gran «Felicidades».

Miguel González es natural de la Villa de Moya, reside en Bañaderos y regenta este negocio en Las Palmas de Gran Canaria. La suerte le acompaña. Lleva dos de dos y ayer le comentó a muchas personas que no habían comprado Lotería en su bazar que no se olviden el próximo año de hacerlo, «porque volveremos a dar el Gordo».

«Tras 16 años luchando por poder tener un despacho receptor de Loterías y Apuestas del Estado y comprobar ahora cómo la suerte nos acompaña, con el reparto del Gordo durante dos años de forma consecutiva, la alegría es enorme», relataba Miguel González con mucha emoción junto a su mujer.

Cuando Miguel adquirió el actual local, su nombre era Niceva. A él no le gustó y un día su mujer le habló de una leyenda y de la historia de Itaca, «y nada más nombrarlo le dije, ya está. Ese será el nombre del bazar, y así fue». Pues Itaca, una isla asociada a la mitología griega y con una enorme historia, es ahora el Olimpo de la suerte en la capital grancanaria, ya que es sinónimo de fortuna asociada al Gordo del sorteo extraordinario de Navidad.

De máquina, algo que poco a poco se va imponiendo, y con un número de los llamados feos, «esos son los que vendo yo», destaca Miguel González con una sonrisa de oreja a oreja, la Tabaquería Bazar Itaca vivió una jornada llena de emociones.

El pasado año fue el 05490 y este año el 88008. La suerte sonríe a este despacho receptor, número 43.115, que antes de dar dos Gordos consecutivos también repartió suerte con un segundo premio en El Niño. Itaca es un bazar con suerte, ubicado en el pasillo más afortunado de Triana.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios