Varios viandantes pasean por Berlín. / REUTERS

La mortalidad en Alemania alcanza niveles de posguerra por el coronavirus

La cifra de nuevas infecciones supera por primera vez los 80.000 casos desde el comienzo de la pandemia

JUAN CARLOS BARRENA Corresponsal. Berlín

La mortalidad en Alemania ha alcanzado los niveles de posguerra tras el último conflicto bélico mundial. El país superó en 2021 el millón de fallecimientos, concretamente 1.017.000 de personas, y alcanzó cifras que no se registraban desde 1946, un año después del término de la Segunda Guerra Mundial y cuando se encontraba sumido en la más absoluta destrucción, según informó este jueves la Oficina Federal de Estadística (Destatis), que atribuyó el fuerte incremento de muertes a la epidemia de coronavirus. La mortalidad aumentó un 3% frente a 2020 y un 8% frente al prepandémico 2019 y es hasta cuatro veces mayor de lo normal, señaló Felix Nieden, quien comentó que Destatis trabaja con las cifras de fallecimientos que le proporcionan los registros civiles y no cuenta con datos sobre las causas concretas de las muertes contabilizadas. Eso sí, los técnicos de la oficina pública destacaron que el aumento de la curva de fallecimientos a lo largo del año coincide con las muertes por covid-19 que registra el Instituto Robert Koch (RKI), responsable de coordinar la lucha contra el coronavirus.

Destatis explica en su informe que en la primera semana de 2020, cuando la campaña de vacunación no había hecho sino comenzar, fallecieron casi 25.000 personas en Alemania cuando la curva de la segunda ola de contagios alcanzaba su zenit. Fueron 5.000 más que la media de los años anteriores y el aumento de la cifra coincide prácticamente con las muertes comunicadas por el RKI. También en la tercera ola de la pandemia en Alemania en la primavera de 2021 se reconoce que el coronavirus es el responsable del fuerte aumento de la mortalidad. Aunque fallecieron menos personas que a comienzos de año, fueron muchas más que la media de años anteriores en esa época del año. También a finales de 2021 volvió a elevarse la curva de la mortalidad coincidiendo con la cuarta ola de la pandemia con unos 24.000 fallecimientos semanales. En total en 2021 murieron en Alemania unas 90.000 personas más que en 2019, el último año antes de la propagación del virus.

Entre tanto, la epidemia de coronavirus ha alcanzado en este país nuevos récords. Este miércoles se superó por primera vez desde su comienzo la cifra de 80.000 infecciones diarias y este jueves se elevaron a 81.417 nuevos casos en las últimas 24 horas. La tasa de incidencia es actualmente de 427,7 casos por cada 100.000 habitantes en una semana y la media de fallecimientos semanales de 240,4 personas. Sin embargo, mientras aumentan los contagios disminuye la ocupación de camas en cuidados intensivos, donde este jueves se atendía a 3.050 personas en todo el país, que ocupaban el 12% de ese tipo de plazas. Mientras, la campaña de vacunación parece progresar, ya que el 72,3% de la población ha recibido las dos primeras dosis y el 45,1% la de refresco.