La excanciller alemana Angela Merkel. / Efe

Merkel da calabazas al virtual nuevo presidente de los cristianodemócratas alemanes

La excanciller rechaza una invitación a cenar de Friedrich Merz

JUAN CARLOS BARRENA Corresponsal en Berlín

La excanciller federal y emérita líder conservadora alemana Angela Merkel ha dado calabazas al nominado como nuevo presidente de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Friedrich Merz, del que ha rechazado una invitación a cenar junto a otros antiguos jefes del partido este sábado tras ser previsiblemente elegido para el cargo durante el congreso que su formación celebra el fin de semana. Spiegel Online revela hoy que Merz deseaba con esa invitación acabar con la disputa velada que mantiene con Merkel desde hace dos décadas, cuando ella le arrebató el liderazgo del grupo parlamentario conservador en el Bundestag. La edición digital de Der Spiegel destaca que también ha dado plantón a Merz la que fuera sucesora de Merkel al frente de la CDU y titular de Defensa en su última legislatura al frente del gobierno federal, Annegret Kramp-Karrenbauer.

Añade que el virtual nuevo presidente de los cristianodemócratas, de 66 años de edad, pretendía con la invitación tener un gesto de reconciliación con la excanciller, con la que mantiene una difícil y distante relación desde hace años. Desde la oficina de Angela Merkel se habló de «problemas de agenda» para disculpar su ausencia en la cita, mientras Kramp-Karrenbauer adujo «motivos familiares» para evitar el compromiso. La cena tendrá lugar pese todo con la presencia del veterano Wolfgang Schäuble, presidente de la CDU entre 1998 y 2000 e inmediato antecesor de Merkel en el cargo, y Armin Laschet, el fracasado candidato conservador en los comicios generales en Alemania del pasado septiembre y que renunció a la presidencia de los cristianodemócratas tras la derrota electoral. Al ágape han sido invitados igualmente miembros antiguos y actuales de la ejecutiva de la CDU.

Tras imponerse a sus dos rivales en la primera consulta directa de la historia a las bases cristianodemócratas alemanas para nominar a un nuevo presidente, Merz será elegido previsiblemente como nuevo líder de la CDU por los 1.001 delegados del partido en el congreso extraordinario que se celebrará de manera virtual. Muchos esperan expectantes si Merkel y Merz serán capaces en sus nuevos papeles de lograr un cierto acercamiento. El ascenso político de Merkel coincidiendo con el comienzo del milenio trajo consigo el declive de la estrella de Merz, que era hace dos décadas un prometedor experto económico conservador. La canciller consiguió eclipsarlo hasta el punto de que su rival abandonó pocos años después la política activa para dedicarse a los negocios. Merz retornó al escenario político nacional con mayores ambiciones cuando Merkel anunció en 2018 su intención de no presentarse a la reelección como canciller federal y su retirada como presidenta de la CDU.

En una reciente entrevista, Friedrich Merz reconoció que «infravaloró completamente» a Angela Merkel antes de que se convirtiera en canciller federal y comentó que se «alegraría» si Angela Merkel y la CDU continúan unidas en el futuro. Merz afronta a partir de mañana la complicada tarea de devolver fuerzas a un partido derrotado electoralmente. Con él no habrá desde luego el cambio generacional que muchos esperaban, pero cuenta con un amplio respaldo por parte de las bases, que esperan de él que marque un nuevo y claro curso político para la formación que ha gobernado Alemania durante 16 años a las órdenes de Merkel.