Prueba PCR en una farmacia de Niza. / Reuters

Francia amplía la dosis de refuerzo contra la covid-19 a todos los adultos

Vuelve a imponer como obligatoria la mascarilla en todos los lugares públicos cerrados, independientemente de que se requiera el pasaporte sanitario para acceder a ellos

BEATRIZ JUEZ Corresponsal en París

El Gobierno francés abrirá desde este sábado la campaña de refuerzo de la vacuna contra la covid-19 a todos los mayores de 18 años, anunció el ministro de Sanidad, Olivier Véran. Los adultos que ya tienen la pauta completa podrán ponerse la dosis extra cinco meses después de la última inyección. Hasta ahora sólo podían hacerlo los mayores de 65.

A partir del 15 de enero, la validez del certificado covid expirará siete meses después de la última inyección en caso de no ponerse la dosis de refuerzo. Este documento, en papel o en forma digital con un código QR, es exigido desde este verano en Francia para ir al cine, un museo, un restaurante o en trenes de largo recorrido. Y a partir de ahora se reforzarán más los controles.

Tras los anuncios del Gobierno, Doctolib, una web de citas médicas, se vio colapsada por el gran número de franceses que buscaban cita para vacunarse. A diferencia de otros países como Austria, que se han visto obligados a encerrar a su población ante el repunte de la pandemia, en Francia no habrá «ni confinamiento ni toque de queda ni cierre anticipado de comercios ni limitación de los desplazamientos», tranquilizó Véran a quienes temían que el virus les aguara estas Navidades.

París apuesta por la vacunación masiva y una aplicación más estricta de los gestos barrera para romper las cadenas de transmisión. En un país donde el 76,8% ha recibido al menos una dosis del antiviral, el uso de la mascarilla será obligatorio en el interior de todos los lugares que reciban público, incluso en aquellos donde se exige el certificado covid para poder entrar. En el exterior, los prefectos podrán imponer su uso si lo ven necesario.

Véran instó a los franceses que aún no se han vacunado a hacerlo pues «el virus mata». Para incitar a los más reticentes, el Gobierno anunció que la validez de las PCR y las pruebas de antígenos se reducirá a 24 horas (frente a las 72 horas actuales) para tener el certificado covid. Dichas pruebas seguirán siendo de pago.

También habrá cambios en los colegios franceses. Ya no se cerrará una clase de primaria por un solo caso de covid, sino que todos los alumnos tendrán que hacerse la prueba y solo quienes den positivo deberán aislarse.