Policías de Austria controlan la vacunación de los ciudadanos. / AFP

Europa endurece las medidas contra los antivacunas por el avance de la covid

La vacunación obligatoria del personal sanitario se extiende mientras vuelven el cierre temprano de comercios y el deporte sin público

FERMÍN APEZTEGUIA

La pandemia de covid-19 vuelve a despertar en Europa y sus Gobiernos se remangan de nuevo. De momento, el más contundente ha sido el de Austria. El Ejecutivo que lidera Alexander Van der Bellen ha decidido poner en cuarentena a sus casi dos millones de ciudadanos aún sin vacunar. Desde ayer sólo pueden salir de casa para ir a trabajar o comprar alimentos. Nada de restaurantes, peluquerías ni cines.

Los verdaderos protagonistas de la primera jornada de confinamiento para no vacunados fueron, sin embargo, los más pequeños. El país comenzó a vacunar ayer a los menores de 5 a 11 años con la fórmula de Pfizer/Biontech, que aún no cuenta con el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), pero sí con el de su homóloga americana, la FDA. El objetivo es poner freno a un virus que se extiende con facilidad empujado por las reticencias de los mayores a pincharse. Con la población infantil se rompieron todas las previsiones.

En Viena las 9.000 citas previstas para ayer lunes se habían agotado a primeras horas. Al país centroeuropeo le mueve la enorme preocupación que representa ostentar una de las tasas más bajas de vacunación de Europa, el 65%. Pero la amenaza de una nueva oleada de coronavirus se cierne sobre todo el Viejo Continente. Las medidas anticovid regresan poco a poco.

Francia: Comienza la vacunación con tercera dosis

El país de las libertades fue el primero en adoptar medidas contra los no vacunados al entender que el derecho a la salud pública prima sobre todos los individuales que reclaman los antivacunas. El pasaporte sanitario se exige desde principios de agosto para entrar en bares, restaurantes –incluidas terrazas– y museos. En general, se aplicará a casi todas las actividades de ocio, culturales y deportivas. La medida se ideó para su vigencia hasta ayer, 15 de noviembre, pero se prorrogará hasta el 31 de julio de 2022.

Además, el Gobierno de Macron ha decidido exigir el tercer pinchazo para los mayores de 65 años, que será obligatorio para obtener el certificado covid. Francia, además, fue el primer país en exigir al personal sanitario la vacunación completa, bajo el riesgo de ser suspendidos de empleo con deducciones salariales.

Italia: Certificado de vacunación o PCR para ir a trabajar

También Italia se ha puesto firme con la obligación de vacunarse. Desde el 15 de octubre, es obligatoria la presentación del pase sanitario para entrar en el lugar de trabajo. Bien se entrega el certificado de vacunación completa o se presenta cada día una prueba negativa de infección. Un 10% de los trabajadores no se han inmunizado y muchos están en contra de hacerlo. La tercera dosis de la vacuna ha llegado ya a los mayores de 40 años, ante el repunte de la infección. La Policía, entretanto, ha registrado los domicilios de 17 activistas antivacunas que animaban a través de internet a usar armas y a cometer atentados contra el presidente Draghi y otras instituciones.

Reino Unido: Todos los sanitarios deberán inmunizarse

Reino Unido fue el país europeo que más corrió en la vacunación. Bien porque optó por la fórmula local de Astrazeneca, menos potente, porque dilató en exceso el pinchazo de la segunda dosis para llegar a toda la población, bien por la caída de anticuerpos pasados seis meses de la vacunación o por todo un poco, los casos han vuelto a dispararse. Ahora, el Gobierno ha decidido que todos los sanitarios estén vacunados antes del 1 de abril, o corren riesgo de perder su empleo.

Países Bajos: El deporte profesional sin público

La necesidad de poner coto al nuevo rebrote de covid ha llevado al Gobierno holandés a decretar una cuarentena parcial de tres semanas, que incluye el cierre de bares, restaurantes y supermercados a las ocho de la noche. Con una excepción, el comercio 'no esencial' baja la persiana dos horas antes. Además, los partidos oficiales del deporte profesional se disputan ya sin espectadores. Con el 85% de la población vacunada, Países Bajos afronta en estos momentos sus valores máximos de contagios.

Chequia: Mascarillas FFP2 para ir a la Universidad

La situación se ha complicado tanto en Chequia que el Gobierno ha decidido endurecer desde ayer las medidas. Para empezar, los trabajadores de hospitales que no estén vacunados deberán realizarse pruebas cada día. En la Universidad, es obligatorio ya el uso de mascarillas FFP2. El Ejecutivo ofrece ya la vacunación gratuita a todos los residentes extranjeros. Sanidad estudia pedir pruebas PCR o certificados de vacunación para acceder a restaurantes y eventos culturales.