Nueva York y Los Ángeles cierran los bares

16/03/2020

Discotecas, clubs nocturnos, teatros y cines desaparecerán hasta nueva orden. Los restaurantes y cafés tendrán que limitar su negocio a repartir comida a domicilio o para llevar.

Los neoyorquinos disponen de un día más para tomarse la última copa o disfrutar de la última cena, al igual que los habitantes de Los Ángeles, las dos grandes ciudades de EE UU que han dado el paso de ordenar el cierre de los establecimientos y sientan un precedente para todo el país.

«Nuestras vidas han cambiado en formas que eran inimaginables hace una semana», dijo estremecido el alcalde de Nueva York Bill de Blasio. A partir del martes a las 9 am, hora local, la ciudad que nunca duerme forzará a todos los lugares de reunión que considera «el alma» de Nueva York a cerrar las puertas. Discotecas, clubs nocturnos, teatros y cines desaparecerán hasta nueva orden. Los restaurantes y cafés tendrán que limitar su negocio a repartir comida a domicilio o para llevar.

Ante la falta de directrices del gobierno federal, que ayer mismo limitó las congregaciones a 50 personas, las autoridades locales y estatales deciden por su cuenta. Todo el mundo pide un capitán que las unifique, aunque sepan que el que está al frente del país es Donald Trump. Bajo su tutela, la Reserva Federal redujo ayer los tipos de interés casi a cero, agotando así los instrumentos para intervenir de nuevo si los mercados no responden a este estímulo.